Inicio Resultados de poker Un nuevo caso de ‘a chip and a chair’: Greg Merson

Un nuevo caso de ‘a chip and a chair’: Greg Merson

69

Greg Merson es uno de los October Nine. Ha pasado a la mesa final con el tercer mayor stack: 28.375.000 puntos (94,6bb). Si esto ya es difícil, aún lo es más si tenemos en cuenta que Merson se quedó con apenas dos ciegas grandes tras doblar al uruguayo Fabrizio González, cuando aún quedaban 150 jugadores.

Greg Merson, tocado por la diosa fortuna

Merson fue all-in con second pair y proyecto de color nuts y acabó perdiendo el bote ante la trucha de González. Ambos tenían stacks muy similares, por lo que, ante la angustia de Merson, el crupier procedió a contar las fichas. Finalmente determinó que Merson cubría a González y le dio prácticamente todas sus fichas.

Si todo hubiese acabado ahí, las WSOP® habrían sido excelentes para este estadounidense de 24 años, residente en Laurel (Maryland). Días antes, el 6 de julio, Merson había conseguido ganar su primer brazalete y un premio de 1.136.197$ al imponerse en el Evento 57: $10,000 Six-Handed No-Limit Hold’em, uno de los más duros del calendario de las Series, tras derrotar en el heads-up final a Keith Lehr. Los 52.718$ que habría ganado en el caso de caer en la 150.ª posición en el Main Event serían un gran colofón de su participación en el campeonato mundial oficioso de poker.

No obstante, la fortuna le tenía una sorpresa preparada… Merson logró mantener la calma y doblarse varias veces, y pronto se vio de nuevo con un stack lo suficientemente grande como para realizar movimientos. Y tras ganar varios botes más, consiguió llevar su stack a la media.

Recuperado del susto, Merson siguió haciendo su juego y ha conseguido meterse en la mesa final de las Series. Ahora, ya tiene asegurado un premio mínimo de 754.798$ (lo que cobrará el 9.º clasificado). No obstante, dado que tiene el tercer stack de los participantes, suponemos que dará mucha guerra con el objetivo de llevarse el brazalete y los 8.527.982$ del ganador.

Merson ha hecho honor al viejo dicho de las WSOP®: «a chip and a chair«. La frase tiene su origen en el triunfo que consiguió el estadounidense Jack «Treetop» Strauss en el Main Event de 1982. Durante el torneo, Strauss perdió un «all-in» ante un rival que le cubría y se creyó eliminado. No obstante, al levantarse se dio cuenta de que no había ido all-in porque se había dejado una ficha de 25 puntos oculta bajo una servilleta (otras versiones apuntan a que la ficha era de 500). Sea como fuere, Strauss consiguió doblarse varias veces, remó y finalmente acabó ganando el torneo.

No sabemos si Merson conseguirá ganar el torneo, pero tras una recuperación así, todo puede pasar.

Por otra parte, frente a las ganas de luchar del jugador norteamericano, durante el Main Event se ha dado un caso completamente opuesto. Un jugador recreacional llamado Jarret Nash dejó consumir sus fichas el Día 5 por motivos religiosos, para cumplir con el «Sabbath». En una entrevista concedida a CardPlayer, el cumplidor cristiano baptista comentó que tenía por norma descansar desde la noche del viernes hasta la del sábado y eso hizo. No se presentó en la poker room del Rio. Perdió sin disputa su stack de 500.000 puntos y cayó en 171.ª posición, llevándose una gratificación de 44.655$. En cuanto al dinero del premio, Nash dijo: «Dios dispondrá de él«.

 

Artículo anteriorYa conocemos a los October Nine del Main Event de las WSOP® 2012
Artículo siguientebwin y Poker10 te llevan con el Real Madrid a Lisboa para presenciar su duelo frente al Benfica