Inicio Actualidad de poker La Global Poker League reabre en una semana

La Global Poker League reabre en una semana

203

La Global Poker League (GPL) está preparada para retomar el naipe donde lo dejaron a principios de julio, tras un parón que se ha alargado bastante más de lo esperado y que la dirección ha aprovechado para aplicar varias de las enseñanzas recogidas en el primer tramo de competición.

Durante este largo impasse ha habido noticias buenas, como la clasificación del analista Griffin Benger para la mesa final del Main Event de las WSOP, y malas, como el escándalo de los cambios de moneda convertidos en préstamos forzosos por parte del máximo responsable de la GPL Alex Dreyfus.

Precisamente, las malas artes financieras de Dreyfus hicieron pensar que la razón de más peso para prolongar el parón veraniego pudieran ser problemas con la financiación de la competición. Sin embargo, en la explicación dada por el propio Dreyfus a sus socios de USA Today se le da más importancia a los problemas de agenda y a las experiencias de los primeros meses.

Nos dimos cuenta de que el EPT y el SCOOP nos habí­an hecho daño en términos de audiencia. El EPT de Barcelona y el WCOOP iban a ser un problema similar, e iba a haber complicaciones para conseguir a algunos jugadores durante el Burning Man, así­ que tení­a bastante sentido posponer todo unas cuantas semanas.

Este periodo extra ha permitido a la dirección de la GPL revisar a la baja las expectativas de la primera temporada y aplicar estas previsiones en un rediseño del calendario.

Uniremos los playoffs y la final en un único evento, por razones prácticas y de logí­stica. Creemos que la gente aún no está preparada para un gran evento en vivo. No podemos hacer en seis meses lo que los E-Sports han logrado en 15 años.

Hemos recibido muy buenas crí­ticas de la prensa y mucho escepticismo de la gente, me doy por enterado y lo veo justo. El cielo no está siempre despejado. El único gran cambio es que los playoffs no son en la TwitchCon de San Diego y la final no será en Londres, pero la gente tiene que ver el panorama completo, a cinco años vista.

Para nosotros, el primer año gira sobre construir la plataforma, el marco de la competición y poner la GPL en marcha. Y eso está hecho. Ahora necesitamos trabajar en los detalles y mejorar, y esto nos llevará dos o tres años. Estamos al 1% de nuestro potencial.

Además de apagar incendios y evitar posibles catástrofes, como serí­a un pabellón prácticamente vací­o durante las finales, en estos dos meses también le ha dado tiempo a la gente de la GPL para avanzar en algunos otros campos.

Se ha reforzado la posición de comentarista con el fichaje de Jonathan Little, se ha puesto a punto una aplicación para móviles y se van a lanzar los primeros intentos de monetizar el formato a la vez que se amplí­a la oferta para el aficionado, con fantasy leagues y apuestas con dinero real.

El retoque del calendario ha alcanzado también a la siguiente temporada, que empezará en el primer trimestre de 2017 y en la que habrá un nuevo draft, nuevos equipos y se incorporarán los traspasos de jugadores.

Pero no nos adelantemos tanto en el tiempo, que aún queda mucho poker que jugar en la primera temporada de la GPL, una liga que puede presumir de contar con las máximas estrellas de la actualidad, como Fedor Holz o Jason Mercier, y que ha brindado momentos muy buenos en sus primeras partidas. Vuelven las conferencias, los 6-max y los heads-up, cuesta abajo ya hacia los playoffs que se jugarán en Las Vegas en el último fin de semana de noviembre.

Artículo anteriorSegundo combate de la Liga Poker Fighters de septiembre
Artículo siguienteNick Petrangelo: la amenaza de Fedor