Inicio Articulos El futuro del poker online en España

El futuro del poker online en España

64

Para hablar del presente y del futuro, quizás ayude que comience por mi experiencia del pasado…

Aprendí­ a jugar al Texas Hold’em y a bastantes de sus modalidades en la temporada 89/90 gracias a Mike Schlegel (el que lleva el n.º 5 en la foto; DEP), cuando coincidimos en el BBV Villalba. Fueron muchas horas de heads-up entre viajes y hoteles, en las que solí­a acabar pelado. Aunque fue una inversión que tuvo su retorno en posteriores equipos… 🙂

Pero no fue hasta el 2002 que conocí­ el poker online. Por aquel entonces estaba jugando en el Aveiro Basket de Portugal, y a la vuelta de los dí­as libres de navidades, mi compañero, amigo y actual socio, Joao Nunes, me suelta: «No te lo vas a creer, pero William Hill (operador en el que solí­amos hacer apuestas), acaba de lanzar una sala de poker online«.

En aquellos momentos, WH pertenecí­a a la ya desaparecida red Cryptologic. Eran tiempos en los que predominaba el «limit«, los «fishes» y los «prop players». No era raro ver mesas con más de 40% pre-flop. Recuerdo que la primera vez que me conecté habí­a poco más de 200 jugadores, y me pareció una pasada. Pero lo mejor es que, a diferencia de lo que sucede hoy en España, ese número aumentaba dí­a a dí­a a un ritmo espectacular.

Ha llovido mucho desde entonces… Hemos pasado de la época del «todo vale» en las .com con rake backs insostenibles, deslealtades entre «skins», falta de control tributario, etc., a la época actual, con un mercado regulado y con mucho más control en todos los aspectos; un control que tiene sus pros y sus contras.

Como ventajas podrí­amos destacar la responsabilidad legal que ahora tienen las salas, la auditorí­a de la aleatoriedad del reparto de cartas, la seguridad de nuestro dinero, la fijación de los plazos máximos de los retiros o la flexibilidad de la publicidad en medios generalistas, que ayudará a limpiar la imagen del juego en general.

Pero sobre los contras es de lo que querí­a hablar… Nadie duda que una regulación de este estilo es compleja…, pero por decirlo de una forma suave, creo que se podí­a haber hecho mucho mejor: falta de información y transparencia, tasas retroactivas de última hora, aplazamientos, diferentes migraciones, incertidumbre tributaria… Pero quizá el mayor problema al que nos enfrentamos es la falta de liquidez de jugadores en la mayorí­a de los operadores, lo cual está poniendo en serio peligro el futuro la pluralidad del poker online en España. En vista de esto, algunas salas, como Paf, Goalwin o Poker Mambo, ya están retirando sus inversiones previstas para el poker. Esta situación ya se habí­a dado en Francia e Italia.

Curiosamente, el «top 3» de salas con más liquidez lo forman 3 independientes: PokerStars, 888poker.es y PartyPoker. La primera mantiene una gran diferencia sobre las demás. Les siguen la Red iPoker (Poker770, Titan, Betfair, Eurojuego, Bet365), Gtech (eFortuny, Miapuesta, Viva la Suerte, Casino de Barcelona, Poker Heaven y Suertia), Microgaming (Cirsa, LB y Luckia) y la ya testimonial Ongame (Paf, Goalwin y Poker Mambo).

¿Hay soluciones? Sí­, sin duda…, e intentaremos transmití­rselas al regulador, el Sr. Alejo, de la Dirección General de Ordenación del Juego, junto con otras solicitudes sobre temas tributarios, en la reunión para la que nos ha convocado junto con otros medios especializados, para mañana dí­a 27.

En la realidad actual, donde la escasez de tráfico es el principal problema para la mayorí­a de los operadores, cobra mayor importancia la salud del ecosistema, o dicho de otra forma, el equilibrio entre tiburones y jugadores recreativos. Sin peces no hay tiburones, y al mismo tiempo, los primeros son la principal causa de que desaparezcan los segundos.

Para romper este cí­rculo vicioso y que se vuelvan a llenar las mesas, creo que hay que tomar medidas de gran impacto. No valen las medias tintas ni los planes a medio plazo porque podrí­amos seguir nadando en cí­rculos hasta hundirnos.

Las soluciones a las que me refiero son las siguientes:

– Que nos permitan jugar con los jugadores de las .com tal y como hacen en Dinamarca, que también es un mercado regulado.

– Que se unifique a corto plazo la liquidez de jugadores de los mercados regulados, al menos de España, Francia e Italia; y que a medio plazo se unan los de Portugal, Suecia o Grecia, entre otros paí­ses.

– Que se unan las «skins» en una o dos redes.

La primera medida serí­a lo ideal, aunque visto lo visto hasta ahora, la veo poco probable; la segunda es imprescindible; y la tercera ayudará y está en manos de los propios operadores.

Ya ha habido reuniones entre los reguladores de los diferentes paí­ses y parece que la unión de los mercados regulados es uno de sus objetivos, aunque no sabemos cuánto de prioritario.

Esperamos que mañana el Sr. Alejo nos transmita buenas noticias. El hecho de que nos quiera escuchar ya me parece positvo. Os mantendremos informados.

Artículo anteriorCalifornia quiere poker online
Artículo siguienteCasi mil escalones por una buena causa