Inicio Actualidad de poker Filipe Oliveira firma la remontada del año en el ME de la...

Filipe Oliveira firma la remontada del año en el ME de la Caribbean Poker Party

66

Los últimos compases del evento principal de la Caribbean Poker Party no estuvieron exentos de sorpresas. Especialmente afortunados estuvieron los jugadores de la Pení­nsula Ibérica, aunque esta vez la fiesta principal se organizó en el lado portugués de la frontera.

Los españoles obtuvieron un resultado excelso en comparación a las expectativas que se generaron antes de la burbuja. Acabamos metiendo a cuatro jugadores en premios, todos muy cortos en puntos. Sergi Reixach se rebeló contra el destino tí­pico de los shortstacks en la penúltima jornada del torneo y a punto estuvo de meterse en la mesa final.

El catalán fue una de las razones por las que el dí­a 5 y último no empezó con un lí­der portugués. Se dobló frente a Diogo Veiga cuando el reciente campeón de las WSOP era el primero de la tabla. pero el irlandés Marc McDonnell le cerró el paso a metas mayores en un all-in preflop con s9h9:: contra cahq, con un afortunado as en la ventana. Sergi llegó a los 65.000$ de premio, gracias a la 14ª posición, y se quedó a dos eliminaciones de conseguir plaza en el dí­a siguiente.

Nuestros vecinos tras la «raia» tení­an un claro favorito y un outsider. El mencionado Diogo Veiga es el faro del poker luso, su Adrián Mateos, la revelación de 2018 gracias a dos mesas finales de los LIVE MILLIONS y el primer brazalete portugués de la historia de las WSOP. Filipe Oliveira tiene más reputación online que en vivo, con el nick «Zagazaur», pero estaba un poco a la sombra de Diogo, por trayectoria y stack.

Los primeros niveles de la final fueron excelentes para sus intereses, con las despedidas de peigrosí­simos rivlaes como Niek van der Sluijs, el campeón del EPT Anton Wigg, el especialista australiano Alex Lynskey y el estadounidense Joe Kuether, primera ví­ctima tras la reunificación. Siempre hay pros y contras cuando se limpian las mesas de rivales tna fuertes. Es obvio que el nivel baja y los mejores premios quedan más a tiro, pero alguien tiene que recoger todas esas fichas que pierden los grandes nombres. En este caso fueron el estadounidense Craig Mason y el último de los favoritos, Pascal Hartmann.

  • Konstantin Maslak 375.000.000
  • Pascal Hartmann 355.000.000
  • Craig Mason 355.000.000
  • Alex Turyansky 203.500.000
  • Filipe Oliveira 197,500,000
  • Diogo Veiga 128,500,000
  • Marc MacDonnell 119.500.000
  • Joe Kuether 56.500.000

Precisamaente Hartmann se metió en medio de una mano que promertí­a acción entre los jugadores portugueses. Metió una cold 3bet con reyes desde laciega, cuando Diogo y Filipe esperaban ver el flop. Oliveira supo renunciar a unos ochos, pero Diogo invirtió 10 preciosas ciegas en intentar flopear bien con haht. Pensándolo bien, con las manos que se repasrtieron luego, esas ciegas tampoco es qeu hubieran hecho mucha diferencia en la posterior guerra de ciegas que Mason le ganó a Veiga para echarlo en sexto puesto.

El consuelo que les quedaba a los portugueses es que Oliveira, que se habí­a quedado con 3,5bb un poco antes, se salvó de un triple all-in ligando su kicker en un flop s2d6s7, con un hkc6que iba pisado por el skdj de Konstantin Maslak y acosado por el hjh3 de Hartmann.

La partida se puso muy turbo y hubo muy poco margen entre las eliminaciones de Turyansky, Vieira y Maslak. No habí­a margen para evitar los flips, pero con Hartmann presente no habí­a más opción que jugar. Oliveira consiguió ganar un flip decisivo al alemán y se intentó el pacto a tres entre él, McDonnell, y Mason. La escala de prmeios en los MILLIONS es muy tendida, y los jugadores no encontraron un buen argumento para firmar, lo que aprovechó Oliveira inmediatamente para tumbar al irlandés e igualar su stack con el de Mason para el HU.

Oliveira cerró el torneo con una serie encadenada de manos medias: un buen repertorio que incluyó un llamativo farol representando un as con c2c4, un 3bet pot que se resolvió con top pair para Filipe y una apuesta inducida de Mason en el turn y finalmente un all-in dominando con hah9 contra hks9.

  1. Filipe Oliveira 1.500.000$.
  2. Craig Mason 1.200.000$.
  3. Marc MacDonnell 1.000.000$.
  4. Pascal Hartmann 800.000$.
  5. Konstantin Maslak 600.000$.
  6. Diogo Veiga 400.000$.
  7. Alex Turyansky 300.000$.
  8. Joe Kuether 218.500$.

Es el primer premio de siete cifras para un jugador portugués, la anécdota m´s memorable de un festival que los ha petado en los High Rollers y ha salvado con mucha elegancia el reto autoimpuesto de convertir el festival en un referente del calendario. No han evitado el overlay en el Main Event, pero el resultado se puede considerar un rotundo éxito considerando que los garantizados, que tampoco se cubrieron en 2017, se doblaron para esta edición.

Artículo anteriorJeneVEUXplus y easysqzy suben de 10.000 euros en el domingo de torneos de WINAMAX
Artículo siguienteZeroS pone en la mesa más dinero que nunca