Inicio Promociones y torneos exclusivos Fernando gana en un final de película

Fernando gana en un final de película

17

59 jugadores se dieron cita ayer, 20 de febrero de 2008, en torno a las mesas de juego de Titan Poker para disputar un nuevo torneo de la Liga del Jugón, con 545$ en premios. La victoria correspondió a Fernando de una forma tan espectacular como increí­ble. Su secuencia de manos ganadoras será recordada durante mucho tiempo en nuestra Liga.

Los momentos previos a la mesa final fueron dramáticos. Oberon se escapó de la eliminación por muy poco. Sirvete aprovechó su big stack para presionar a los jugadores que tení­an menos fichas. En uno de sus intentos de robo, atacó con A4o. TheMental provocó el all-in con JJ buscando doblarse. Un As en el flop le dejó fuera en la burbuja, reforzando la posición del jugador alicantino.

La primera mano destacable tuvo como protagonista prácticamente obligado a ElProfesor7. Este metió all-in (1.730 puntos) desde el UTG con A6 de corazones. Limonada (cochecho6) hizo raise all-in a 15.575 con 99 para aislarse con él. Nadie pagó la subida. El flop fue A94, dando pareja al «Profe» y trucha a Limonada. El turn fue un 4. El river no fue un As y causó la eliminación de ElProfesor7 en 10.º lugar.

El tamaño de las ciegas y los stacks auguraba mucha agresividad en la mesa. Pocos minutos después, Oberon, F9Torres y Fernando se enfrentaron en un all-in a tres con 44, AJs y AKs respectivamente. La mano se decidió a favor de Fernando, quien acumuló 28.965 fichas. F9Torres quedó apurado con 5.960 puntos. Y Oberon acabó eliminado en 9.ª posición.

El reducido stack y la inminencia de las ciegas obligaron a F9Torres a jugársela pocas manos más tarde. Atacó desde el UTG con A7o. Gato le pagó con 77. No salió As, F9Torres terminó en 8.º lugar y Gato se colocó con unos cómodos 31.240 puntos. No obstante, el lí­der en ese momento era Chatoman, con 33.810 fichas.

El paso de las ciegas hací­a polvo los stacks. El jugador desconocido Stick195 fue el siguiente en tentar a la suerte. Al llegarle la ciega grande quedó prácticamente all-in. Sirvete buscó aislarse con él para llevarse las ciegas y eliminarle, subiendo con AKo. Stick195 puso en el centro de la mesa las pocas fichas que le restaban y cruzó los dedos con 75. Un 7 en el flop le dio la mano y algo de vida, permitiéndole arrastrar a su asiento 7.900 puntos. Sirvete bajó su stack a 21.265 puntos. Poco después, Chatoman quiso presionar con su big stack, subiendo 2.6 ciegas con A2o. Se topó con la pareja de reyes de Stick195. Los monarcas permitieron al desconocido doblarse para acumular 18.800 fichas. El Chato quedó algo mermado: 25.910 puntos, aunque no varió su estrategia loose-agresiva. De hecho, poco después metió otro raise de 2.6 ciegas con 55 para robar a Gato y se puso lí­der de nuevo con 30.410 puntos.

En este momento, el torneo se convirtió en una secuencia de robos all-in (Fernando, Gato y Limonada utilizaron esta arriesgada táctica para incrementar sus stacks con las suculentas ciegas). Chatoman se mostró también muy activo, realizando subidas más moderadas pero igualmente efectivas, de entre 2 y 3 ciegas. Las ciegas subieron a 2000/4000 y Chatoman siguió presionando con subidas de 12.000 puntos (comprometiendo así­ los stacks de los rivales). De esta forma, el torneo se le puso muy bien, al llegar a tener 49.910 puntos.

Apurado por las ciegas, Fernando quedó con poco más 5.000 puntos. Por ello, optó por arriesgar lanzando all-in con A6o. Ante el tamaño del bote, teniendo en cuenta su stack de unos 21.000 puntos y sus cartas –Q3-, Limonada decidió poner las fichas restantes para ver el all-in. Tres seises dieron a Fernando su primer poker de la noche y subieron su stack a 12.920 fichas. Limonada quedó con 16.345 puntos, pero fuera de las ciegas.

Minutos más tarde se produjo la mano decisiva del torneo. Fernando metió all-in con AKo con sus 12.920 recién ganadas fichas. En la ciega grande, Chatoman, que estaba hablando por chat con su novia, que estaba jugando un torneo en FullTilt, se equivocó y presionó con el ratón el botón de call, con un pobre holding: 94. En la mesa intepretamos un intento de eliminar a un jugador peligroso, como Fernando, dado el big stack del Chato. Pero no, fue un error de click. De todas formas, estuvo a punto de salir perfecto, ya que un 9 en el flop dejó temblando a Fernando. No obstante, un K en el river dio la mano al bravo jugador argentino, que se dobló a 27.840 puntos, dejando a Chatoman en 36.990.

Tras la impresión del riverazo, Sirvete subió 2 ciegas con QQ desde el UTG, tratando de rentabilizar la fuerza de las damas. Stick195 puso la ciega que faltaba desde la grande con KT y recibió el flop soñado: 2KK. Sirvete protegió sus damas con un all-in del tamaño del bote. Stick195 metió todas sus fichas, mostró sus trips y se llevó un botí­n de 30.600 puntos. Sirvete quedó con unos paupérrimos 965 puntos. La mano siguiente quedó all-in desde el gran ciego con la peor mano posible, 72o, contra Fernando. Este completó la ciega con un holding solo un poco mejor: 94o. Un 7 en el flop dio esperanzas al alicantino, pero el river volvió a favorecer a Fernando con un 9, propiciando la eliminación de Sirvete en 7.º lugar.

Fernando sintió que la suerte estaba de su lado y presionó a Jethrao, robó las ciegas y se puso lí­der del torneo con 34.805 puntos. Chatoman quiso recuperar el liderazgo y arriesgó subiendo 2.3 ciegas con A2. Jethrao le respondió con raise all-in con sus 15.020 fichas y una pareja media: 66. Chatoman pensó unos segundos y acabó pagando. Un As en el flop le dio muchas esperanzas: 8A5. Pero el turn, 7, y el river, 9, le dieron a Jethrao una escalera runner-runner y evitaron su caí­da. El Chato quedó con 13.970 puntos y tuvo que incrementar aún más su agresividad, para recuperar opciones.

Pocas manos después, asistimos al segundo poker de la noche, a favor de Fernando. El jugador argentino metió all-in desde el button con 22. Gato, desde el pequeño ciego, igualó con JJ. Un 2 en el flop y otro en el river le dieron a Fernando un bote de 52.545 puntos y propiciaron la desafortunada caí­da del valiente Gato en 6.ª posición.

Las ciegas subieron a 3000/6000, haciendo aún más importantes los robos de ciegas. Los all-ins se sucedieron. Gracias a ellos, Chatoman, Limonada y Jethrao recompusieron algo sus stacks. En cambio, Stick195 quedó prácticamente exhausto. Acabó yendo all-in con QT. Limonada le pagó con Q9. Un 9 en el flop provocó la caí­da del presunto colado en 5.º lugar, dejando a Limonada con 27.945 puntos.

Los robos all-in se sucedí­an a velocidad de vértigo. El siguiente enfrentamiento afectó duramente a Limonada. Este metió all-in con una mano legí­tima, QQ. Fernando le pagó con JJ. El flop fue KA5. El turn fue Q dando trucha a Limonada. Y el river fue T dando una increí­ble escalera runner-runner a Fernando. Limonada cayó en un meritorio 4.º lugar. Fernando quedó en una posición impensable media hora antes, con 89.490 puntos.

La suerte del torneo estaba echada. Apenas duró 3 minutos más. Fernando optó por presionar muy fuerte a los rivales. Metió all-in con K5o, estando Chatoman en la ciega grande. El Chato pagó con 98. Una K en el flop provocó la eliminación de Chatoman en 3.º lugar.

El HU comenzó con una gran desigualdad. Fernando, con 118.460 puntos, y JethraoTull, con 29.040. Tras un fold de Jethrao, Fernando metió all-in con . Apurado por su corto stack, JethraoTull pagó con una mano débil: . El flop fue . El turn fue . Y el river fue . Fernando eliminó con comodidad a sus últimos dos rivales para llevarse un extrañí­simo torneo.

La trayectoria de Fernando en la mesa final fue como la trama de una emocionante pelí­cula en la que él era el protagonista y tení­a que terminar con un final feliz. Fue realmente increí­ble.

Su primera acción de riesgo fue entrar en un all-in a dos con AKs. Se enfrentó a AJs y a 44. Tení­a un 34% de probabilidades de victoria y ganó la mano, evitando la eliminación y llevándose un suculento bote de 28.965 fichas.

Dos eliminaciones más tarde, Fernando volvió a quedar short-stacked. Con poco más 5.000 puntos atacó prácticamente obligado con un as débil: A6o. Limonada pagó poco para ver su all-in. Fernando consiguió un poker de seises y se dobló a 12.920 puntos.

En la mano siguiente, atacó all-in con AKo y Chatoman le pagó por error con 94, mientras hablaba por el chat con su pareja. Tuvo la mala suerte de que el flop trajese un 9. Pero cuando apenas tení­a un 13.5% de ganar la mano, la diosa fortuna hizo aparecer una K en el river, evitando la eliminación. Tras esta mano, Fernando logró meterse en la lucha con 27.840 puntos. Y poco después, tras eliminar a Sirvete con un nuevo riverazo (que esta vez le dio pocos puntos), y robar las ciegas a Jethrao, alcanzó momentáneamente el liderato con 34.805 puntos.

Poco después, con esa cantidad de fichas aproximadamente se enfrentó all-in con 22 a Gato, que tení­a JJ. Pese a que apenas tení­a un 18% de posibilidades de victoria, Fernando ligó su segundo poker de la noche, eliminó a Gato y se puso con 52.545 puntos.

Similar medicina le suministró poco después a Limonada. Este metió all-in con QQ y unos 35.000 puntos. Fernando le pagó con otra pareja dominada: JJ (que le daba un porcentaje de victoria igual que en el caso anterior: un 18%). No obstante, el desenlace de la mano aún fue más emocionante: un T (9% de probabilidad) le dio una escalera runner-runner en el river, cuando Limonada tení­a trí­o.

Ante su ventaja de fichas y la dureza de las ciegas, los dos últimos supervivientes cayeron realizando dos calls muy loose en desventaja. Fernando tuvo esta vez la suerte de su lado. No obstante, lo que está muy claro en esta Liga del Jugón es que la suerte hay que buscarla y que los torneos los ganan los valientes.

¡Felicidades, Fernando, por los últimos éxitos pokerí­sticos y, sobre todo, por tu reciente paternidad!

Artículo anterior3$ millones para la World Poker Crown en España y en Telecinco
Artículo siguienteHoy comienza el Campeonato Universitario en Barcelona