Inicio Articulos El expediente X de las moquetas de los casinos

El expediente X de las moquetas de los casinos

22

Uno de los ingredientes fundamentales por los que los casinos ejercen cierta fascinación en los jugadores tiene que ver con las cuestiones estéticas de los mismos. El magnetismo decadente de esas instalaciones consagradas a hacer que la gente se separe de su dinero tiene en sus moquetas uno de sus puntos álgidos. Pero, ¿por qué son tan horrorosas? Comienzan las cábalas.

Una de las primeras sensaciones que acompañan la entrada en un casino es el tacto mullido de su moqueta sobre los pies. Porque sí­: todos los casinos tiene su suelo enmoquetado. Y no sólo está enmoquetado sino que dependiendo de en qué establecimiento nos encontremos puede estar grotescamente enmoquetado.

Los diseños de patrones en las moquetas de casino son un expediente X que ya ha sido tratado en blogs y foros de internet. Se han barajado cuatro teorí­as fundamentales para intentar explicar el porqué de su fealdad que se recogieron en un post de la web Musem Of Hoaxes (un hoax es un bulo extendido en internet, como el ya clásico de los gatos «embotellados»). Vamos a por ellas:

1. Esas horribles tonalidades y los patrones de diseño intrincados tienen como objeto disimular las manchas.

Suena lógico teniendo en cuenta la cantidad de bebidas (en el mejor de los casos), alimentos y demás sustancias que se derraman sobre su superficie.

2. Las moquetas contienen mensajes subliminales destinados a incitar el juego.

David Schwartz, historiador del juego, escribió un artí­culo en su blog en el que explicaba que muchos de los diseños de moquetas utilizan como patrones flores y ruedas. Ambos motivos sugieren el comportamiento cí­clico de la vida y pueden asociarse fácilmente con los comportamientos de la fortuna.

3. La fealdad de las moquetas hace que la gente evite mirar al suelo y se concentre en las mesas.

Feas son pero no sé si esta teorí­a se sostiene. Otra variante explica que los diseños tendrí­an la función de «hipnotizar» al jugador. Que hablen los psicólogos.

4. Los patrones abigarrados sirven para esconder las fichas que accidentalmente caen al suelo.

Quien no se ha pasado un buen rato tirado por el suelo como un idiota, buscando esa ficha que se cayó cuando intentábamos ese nuevo malabarismo que habí­amos visto a Gus Hansen. Un rumor, recogido en el blog High On Poker, indica que una fuente de ingresos de los casinos proviene de otra variante de «máquina tragaperras»: la aspiradora. Las cantidades que el servicio de limpieza de los casinos puede llegar a recoger con este sistema continúa siendo un misterio.

Por si todaví­a existe algún incrédulo despistado que no se haya fijado aún en el hecho de que estos elementos decorativos de los casinos son especialmente horribles, el propio David Schwartz ha iniciado en su blog la quijotesca tarea de recopilar fotos de las moquetas de los casinos a lo largo de los Estados Unidos de América. Ya son más de 200 y podéis verlas y aberraros en su Galerí­a de Moquetas de Casino. Un documento realmente estremecedor.

Artículo anteriorJulio Galán: paquete para las WSOP® cortesía del Grupo Orenes
Artículo siguienteNueva actualización de la carreras privadas