Inicio Actualidad de poker La era del Supernova Élite regresa a Pokerstars con el test de...

La era del Supernova Élite regresa a Pokerstars con el test de un nuevo programa VIP

203

Pokerstars ha iniciado una prueba que determinará si, a finales del próximo mes de septiembre, la sala recientemente destronada como número uno mundial renuncia definitivamente al giro radical que intentó darle hace unos años a su polí­tica sobre el rakeback.

Uno de los pilares fundamentales del gran éxito de Pokerstars en la segunda mitad de la década de los 2000 y en buena parte de la de 2010 en adelante fue su programa VIP, el archifamoso Supernova.

Lo que proponí­a Pokerstars era un programa transparente y estático que permití­a a los jugadores establecerse objetivos a medio y largo plazo, y saber en todo momento su progreso hacia esos objetivos, que eran, nada más y nada menos, que una de las mejores ofertas de rakeback del mercado.

Pokerstars también fue de los pioneros en darle un giro total a aquella noción del programa VIP.

Un cambio radical de su polí­tica, que incluyó el abandono del Supernova, en apoyo a una corriente que parecí­a querer primar los depósitos sobre el tráfico, reforzó un clima de guerra civil en la industria durante la que los jugadores regulares se sintieron denostados por las salas. La criminalización del profesional y la protección del recreacional no tienen por qué estar conectados, pero los cambios tan profundos que sufrieron muchos sistemas de rakeback así­ se lo hicieron ver a los jugadores que ayudaron a crecer al sector multitableando durante largas horas, dí­as y meses de cada año.

El actual sistema de cofres en Pokerstars, con requisitos y recompensas individualizadas para cada cuenta, se antoja demasiado complicado y opaco, y muchos jugadores lo resumen en dos anagramas, arcano y rácano.

Ese fue el sistema que se encontraron las oleadas de jugadores recreacionales que se refugiaron en el póker online durante los confinamientos, y cuya tasa de retención no ha debido ser del agrado de los directivos de Flutter.

No hace mucho, GGPoker ha conseguido arrebatar el número uno del tráfico mundial a Pokerstars con una acercamiento mucho más clásico a los sistemas VIP, del mismo modo en que partypoker intentó convertirse en seria competencia para el gigante del sector. Sea cual sea el factor más relevante, coincidencia o no, Pokerstars parece que ha decidido plantearse desandar el camino y volver a mimar a los jugadores que aportan más volumen y tráfico al lobby.

Uno de cada cinco jugadores de las principales jurisdicciones de la sala (elegidos al azar entre listas que incluyen tanto «.com» como «.es»), podrán disfrutar de una remodelación del sistema VIP que pone a su alcance un rakeback de hasta el 65%, cifra que de hacerse definitiva sitúa de nuevo a Pokerstars como el lí­der de la industria en este apartado.

Los cofres no desaparecen, pero si que son despojados de toda su aleatoriedad. Esta tabla de Pokerfuse muestra las cantidades fijas de puntos y recompensas que tendrá cada categorí­a a partir de ahora para los sujetos del test.

Las cantidades que se muestran conforman entre un 15% (como en el azul) y un 25% (como en el negro) del rakeback que recibirá cada jugador. Cifras concretas y fijas. Además, el reparto de los puntos se vuelve a equilibrar entre todos los formatos. Las mesas de high stakes de algunos juegos, que estaban excluidas del programa VIP, vuelven a tener rakeback y los jugadores de MTTs recuperan la equivalencia unificada de 1$ de rake=100 Reward Points, que se les habí­a recortado a 45 en revisiones pasadas.

Como ves, el 40% restante de cahback del nuevo sistema se podrá obtener a través de los Monthly Poker Challenges, la evolución de los actuales bonos.

A dí­a de hoy, ningún jugador podí­a garantizar el disfrute de los bonos del 40% que entrega Pokerstars. La sensación general es que eran ofrecidos un poco a capricho, y que rogarle al soporte de la sala era una estrategia tan válida como otra cualquiera para ser incluido en la lista de afortunados.

La cantidad del 40% de cahback que aportan los antiguos bonos no está garantizada en el nuevo sistema. Pokerfuse apuesta porque los jugadores de mayor volumen sí­ que podrán establecer un objetivo mensual ambicioso que suponga obtener esa cantidad con regularidad, mientras que jugadores más esporádicos podrán optar a requerimientos más accesibles pero peor pagados, desde el 10% en adelante.

Pero, eso sí­, todos los jugadores, sin excepción, tendrán acceso a todos los elementos del programa VIP, entre ellos los Monthly Challenges.

Si juegas en Pokerstars y eres seleccionado para el periodo de prueba, serí­a de gran utilidad para la comunidad que respondas a cualquier tipo de encuesta y solicitud de sugerencias que te llegue desde el operador.

El funcionamiento del nuevo programa VIP durante los tres próximos meses será lo que convenza o no a Pokerstars de volver a colocar a los jugadores regulares, que cumplen el papel de ser la herramienta principal que tiene cualquier sala para transformar los depósitos en rake, en el centro de atención del programa VIP.

Un sistema de cofres transparentes y bonos para todos, que pueden llegar a conformar, para los jugadores más dedicados, un rakeback al que ningún otro operador llega en estos momentos. Ese es el nuevo sistema VIP que prueba Pokerstars, y que puede ser definitivo a partir del próximo 30 de septiembre. No es el Supernova que conocí­amos, pero se le parece muchí­simo, muchí­simo más.

Artículo anteriorChad Eveslage resuelve a su favor la descompensada FT del WPT Venetian
Artículo siguienteEl World Poker Tour en español se añade a los contenidos en abierto de PlutoTV