Inicio Actualidad de poker El millón del Mystery Bounty de las WSOP Online le saltó a...

El millón del Mystery Bounty de las WSOP Online le saltó a Scott Ball

Scott Ball no tendrá una foto como la de Matt Glantz con el ticket del millón de dólares en la mano, totalmente eufórico, pero su cuenta ha crecido en la misma cantidad que su homólogo de las WSOP de Las Vegas.

125
WSOP

La réplica online del torneo más novedoso de las WSOP 2022, el Mystery Bounty, ha resultado un rotundo éxito.

GGPoker y Caesars tomaron un calculado riesgo imitando los resultados del torneo en vivo con un buy-in mucho menor. El resultado ha sido un torneo multiflight con más de 50.000 registros, la cifra mínima para cubrir el garantizado de 10.000.000$ con entradas de 210$.

El banderín de enganche del evento era un premio máximo de 1.000.000$ para los bountys misteriosos, la misma cifra que obtuvo Matt Glantz cuando abrió su cofre dorado ante los envidiosos ojos de sus rivales en el Bally’s.

Las normas favorecían multiplicar los intentos y engordar la inversión. Todo el mundo era libre de jugar cuantos días 1 quisiera, las recompras eran ilimitadas en cada flight, y los stacks obtenidos en caso de llegar al final de varias partidas con vida se sumaban para el inicio del día 2.

Era precisamente en el día 2 cuando empezaban a acompañarse las eliminaciones de los jugadores con una tirada para el Mistery Bounty. En el mundo virtual no hace falta ingeniar ninguna medida para evitar las aglomeraciones. En Las Vegas, cada jugador introducía su nombre en una aplicación a través de una tablet y si el premio era de menos de 25.000$ se le asignaba directamente, y en las pantallas aparecía un cofre que revelaba cuál era su premio de consolación. En caso de que su cofre fuera dorado, había que acercarse al gran cofre instalado en el salón de juego para elegir una tarjeta en persona.

En GGPoker todos los cofres aparecían automáticamente en pantalla en cuanto se producía la eliminación. El millón de dólares fue lo que se llamaría en España un gordo madrugador. Se llevaban unos pocos minutos de día 2 cuando Scott Ball «ItsRumcake», dos veces campeón de las WSOP y ex-responsable de la sección de póker de Twitch, resultó agraciado con el millón de dólares.

Hay un chascarrillo muy apreciado por los jugadores de póker que dice que muchas de las historias que se escuchan en los corrillos de los torneos cuando alguien cuenta sus desdichas empiezan con la frase «Yo tenía AQ…«. Por lo que se ve, también hay historias felices que pueden empezar así.

Pese a todo, en este juego, todos los grandes logros llegan después de sufrir lo suyo, y a Scott Ball le tiraron el peor turn posible después de ligar un as en el flop. Una sola carta, que en teoría debería ayudarle, una Q de trébol, le abrió proyectos de color y escalera al cordero del sacrificio.

Ball fue eliminado en el puesto 713º, premiado con 1.064$, pero antes cobró un par de bountys más sumando 680$ extra a su kilo.

El sudafricano Ahmed Karrim, segndo clasificado en el The Closer del pasado julio en Vegas, vio morir su deep run en este Mistery Bounty en el puesto 17º, no sin antes acumular más de 470,000$ en jackpots.

Había otros dos premios secretos de 180.000$, mientras que lo máximo a lo que aspiran los finalistas del torneo es a un cobro de 348.723$.

Ya avisamos que la disputa del EPT Barcelona iba a abaratar los primeros brazaletes de las World Series of Poker Online de GGPoker, que están están siendo pródigas en campeones primerizos de renombre.

Jonas Lauck, Stefan Schillhabel y el subcampeón del ME de las WSOPE 2019 Claas Segebrecht se cuentan entre la media docena de brazaletes entregados hasta la fecha, y en el caso de los dos últimos es el primero de su lista.

Artículo anteriorfede10af lidera a la Roja en un buen Súper Lunes de PokerStars
Artículo siguienteLas estrellas de las Triton Series juegan cash en Madrid (II)