Inicio Actualidad de poker El club de la Triple Corona aguarda expectante por Erik Seidel (I)

El club de la Triple Corona aguarda expectante por Erik Seidel (I)

Si el miembro del Hall of Fame se impone en el EPT de Londres, se convertirá en el décimo jugador en ser capaz de ganar un evento en el EPT, el WPT y las WSOP., la Triple Corona del póker

203
Erik Seidel

A principios de la pasada década, el póker en vivo estaba recogiendo la cosecha de la edad de oro del póker online.

Las salas multiplicaron las ofertas de satélites y los patrocinios de festivales, y los principales operadores del circuito expandieron sus marcas. El World Poker Tour creó sus segundas marca y se expandió a destinos exóticos, las WSOP redoblaron su apuesta por llevar las Series fuera de Las Vegas y el EPT alcanzó su mayor número de paradas.

De repente, muchos jugadores se vieron en disposición de jugar en muchos festivales de los tres grandes circuitos, y se acuñó el término de Triple Corona para aquellos elegidos capaces de imponerse en al menos uno de los eventos de esas marcas señaladas: el EPT, del WPT y de las WSOP.

La desaparición el EPT en 2016 hizo casi imposible la aportación de nuevos miembros al club, con la única excepción de algún jugador como Adrián Mateos que ha ganado en Europa y en el Rio, pero nunca han disputado el WPT con regularidad, y el que un día se entendía como el mayor logro del póker en vivo cayó en el ostracismo.

El cambio de estrategia global de Pokerstars Live ha resucitado el EPT y los circuitos regionales, reactivando la posibilidad de que se alcance la Triple Corono.

Erik Seidel, que se encuentra entre los 16 aspirantes al título del EPT Londres, posee además nueve brazaletes de las WSOP y el título del WPT Foxwoods Poker Classic, logrado en 2008. De ganar el evento londinense, se convertiría en el décimo miembro del selecto club de la Triple Corona.

¿Y quiénes son los nueve miembros permanentes del club a los que se uniría el neoyorquino?

Gavin Griffin

El estadounidense animó a la prensa a acuñar el término de la Triple Corona cuando ganó el WPT Borgata Winter Poker Open, diez meses después de rematar su viaje a Montecarlo con el triunfo en la Grand Final del EPT en 2007.

Con ello se ganó el parche de Pokerstars y el derecho a ser considerado una estrella del circuito, pero en realidad no era un jugador ganador en las mesas. Cuando desapareció el brillo de sus victorias millonarias, Benger tuvo que volver a grindar en las mesas más baratas de los casinos de Los Ángeles.

Tenía un brazalete desde 2004, en un evento de 3.000$ de Pot Limit Hold’em, y lo más curioso es que Gavin, antes de hacer su última aparición en las WSOP 2019, solo ha ganado un título internacional más, un evento mixto de un festival de Los Ángeles premiado con 8.000$.

Es el único en confirmar su Triple Corona ganando un WPT.

Roland de Wolfe

Los europeos tienen más fácil alcanzar la Triple Corona, pues no son muchos los jugadores americanos que incluyen los festivales de este lado de Atlántico en sus agendas.

El WPT ha organizado muchos eventos en Europa, y de Wolfe aprovechó la ocasión de presentarse ne sociedad en el Grand Prix de París de 2005. Se convirtió en una celebridad en su país después de ganar el EPT en Dublín en 2006, y formó parte de casi todos los elencos de los programas de televisión más afamosos del continente como profesional de varias salas.

En junio de 2009, el pro británico se impuso en un torneo de 5.000$ de Omaha Hi-Lo de las WSOP, convirtiéndose en el primer europeo en ganar la Triple Corona.

Su última caja registrada en el circuito internacional data de 2010, aunque se ha vuelto a dejar ver en algún torneo esporádico incluso en 2021. «Con el tiempo, perdí las ganas de viajar para jugar al póker», le confesó a Pokernews en el Seminole Hard Rock Showdown que batió el récord de participación del circuito.

Jake Cody

Cody mantiene una plusmarca que será muy difícil de batir. Sus victorias en los tres grandes circuitos llegaron todas en un lapso de tiempo de 16 meses.

Era un completo anónimo con 6.000$ en premios en Hendon Mob cuando batió el field de 768 jugadores del EPT Deauville, en enero de 2010. Ese mismo verano, jugando en casa, se impuso en el WPT Londres.

Nunca había viajado a Las Vegas,. ¿Para qué, si no le iban a dejar entrar en los casinos por no alcanzar la edad mínima requerida?  Su primera caja en Estados Unidos fue una resonante victoria en el 25k$ Heads-Up de las WSOP 2011, tumbando a Yevgeniy Timoshenko en la final y a Gus Hansen en semis. tenía 22 años.

El niño prodigio del póker europeo fue enseguida reclutado por Pokerstars, y mantuvo su condición de embajador durante más de siete años. Fue el primer ganador de la Triple Corona en extender su fama en el tiempo, uno de los pioneros de los vlogs de póker en Youtube y a día de hoy sigue respirando póker. Hace unos meses pensaba incluso en recuperar su ritmo de publicación de vídeos…

Bertrand Grospellier «ElkY»

Llegamos por fin al primer jugador plenamente establecido en el circuito internacional a día de hoy que tiene la Triple Corona en sus vitrinas. «ElkY» también fue el primer jugador en conseguirlo siendo una estrella consagrada del póker internacional.

Grospellier fue ampliamente publicitado por Pokerstars después de convertirse en el primer cliente en asegurar el máximo nivel de su programa de fidelidad, el mítico Supernova Élite.

Fue su condición de embajador de la sala el que le animó a empezar a jugar los festivales en vivo y enseguida dio muestras de que no le iba a costar demasiado adaptarse a cambiar el ritmo de manos jugadas por multitableando a dos monitores por el pausado discurrir del póker en vivo.

Jugó su primer heads-up en el EPT Copenhague 2007, pero lo perdió. Se desquitó un año después en el mayor de los escenarios del momento, la PCA Bahamas, con un premio de 2.000.000$. No tuvo demasiada suerte en las WSOP de esa temporada, pero siguió viajando a Estados Unidos y en octubre de ese mismo año ganó el WPT Festa al Lago 15k$ en el Bellagio.

La caza del brazalete fue intensa y duró tres años. Tanto lo estaba intentando que cuando llegó la pulsera fue en un evento de los que los pros locales acaparan todos los veranos, el Stud Championship 10k$.

«Elky» acumula 176 cajas en el circuito en vivo, y aunque sus mejores temporadas en cuanto a resultados quedaron muy atrás, reverdeció laureles con otra victoria en las WSOP en 2019. Además, sigue siendo representante de una sala de póker, la asiática GGPoker.

Continuará… con Davidi Kitai, Mohsin Charania, Harrison Gimbel, Niall Farrell y Roberto Romanello.

Artículo anteriorEPT London 2022 día 9: Jordi García no supera la jornada express del EPT, pero nos queda el High Roller
Artículo siguienteLa Winamax Campus League vuelve a llevar el póker a los estudiantes de Universidad