Inicio Promociones y torneos exclusivos Egion confirma su buen momento ganando su primer brazalete de la Liga...

Egion confirma su buen momento ganando su primer brazalete de la Liga del Jugón

108

20 jugadores se dieron cita ayer, 27 de febrero de 2008, en torno a las mesas de CDPoker para disputar la Final de la Liga del Jugón correspondiente al segundo mes del año, dotada finalmente con una cifra récord de 992$ en premios. El triunfo benefició a un jugador que está demostrando una gran forma, Egion, ganando en el HU a Limonada, un veterano que vuelve a jugar nuestros torneos.

La mano que hizo estallar la burbuja de la mesa final fue muy curiosa. Con las ciegas a 150/300, Tiburonmusiu subió dos ciegas grandes en el UTG. Limonada metió all-in con 5.065 fichas y AKs. Pagó el alicantino Sargantana con JJ y también Riter76 con KQo (ambos short-stacked). El flop trajo los dos reyes que quedaban en el mazo y Limonada eliminó a los dos jugadores de golpe.

La mesa final comenzó con un par de duros enfrentamientos entre Oberon y Egion. Saint_Anger utilizó su habitual táctica de all-in or fold, topándose con bastantes calls. El primero lo encontró cuando decidió meter all-in en el cutoff con KTo. Adrimellipoker lo consideró un robo y arriesgó todo su stack con JTs, demostrando que no iba a ser fácil robarle las ciegas (si salí­a de esa mano). Las cartas comunitarias (AK2Q3) le favorecieron con una escalera en el turn, le permitieron doblarse, haciendo a Saint_Anger perder medio stack, tras haber arriesgado demasiadas fichas con cartas que no merecí­an tanta inversión…

El siguiente jugador en jugársela fue el agresivo Fernando. El bravo jugador argentino metió un all-in muy loose (4.275 puntos) con A4o desde el UTG+2. Adrimellipoker decidió volver a poner la cabeza igualando con AQo. La suerte estuvo de parte de Fernando esta vez, ya que las cartas comunitarias evitaron el efecto de la dominación: 4K34A, dando un full a Fernando, que de quedar eliminado, pasó a contar con un prometedor stack de 9.150 puntos. Montado en el tiovivo de las mesas finales, Adrimellipoker pasó a tener solo 1.135 puntos y una pequeña decepción.

No obstante, pronto se le pasó. Saint_Anger volvió a meter all-in, esta vez con mejores cartas pre-flop (66). Adrimellipoker volvió a pagarle, ahora con KJo. El turn trajo una K, Saint_Anger volvió a darle medio stack a Adri, quedando el primero con 1.585 puntos y el segundo con 4.070.

Poco después se montó nuestro admirado Tiburonmusiu en otro vagón de la montaña rusa de la mesa final. Tras perder una mano fuerte ante Boeder, Tibu apostó pre-flop sus 3.315 fichas con AKs. Saint_Anger le pagó con 99. Un 9 en el turn hizo inútil la aparición de una K en el river. Saint_Anger ganó la mano, tomó algo de aire (3.370 puntos) y dejó bastante ahogado a Tibu (1.730). Pocos segundos después, Tibu metió all-in con su short stack y A9o. Justo detrás de él, Fernando hizo raise all-in con 8.550 puntos y TT. Los demás finalistas foldearon. Las cartas comunitarias no ayudaron a Tiburonmusiu (JJ287), que cayó en 10.ª posición, dejando a Fernando lí­der con 10.880 puntos, por delante de Jairo. No obstante, nuestro querido columnista reaccionó de inmediato y recuperó el liderato ganando una mano a Egion y a Boeder, para quedar con 11.800 puntos.

Tras unas manos de relativa calma, Saint_Anger volvió a meter pre-flop todo su stack (3.170 puntos) con 66. Fernando decidió arriesgar, pagó con KQs. Una K en el flop propició la eliminación del amante de los «all-ins or folds» en 9.º lugar. Fernando volvió a ocupar el puesto de chip lí­der con 13.450 puntos.

Poco tiempo después, Boeder subió tres ciegas con 99. Adrimellipoker le resubió all-in con AQo y 4.070 puntos. Boeder se lo pensó y acabó pagando. Un 9 en el flop hizo invencible su trucha. Adrimellipoker cayó en 8.º lugar, dejando a Boeder muy cómodo, con 12.740 puntos.

Pocas manos más tarde, asistimos a una mano curiosa. Oberon, short-stacked (3.830 puntos), metió all-in desde el UTG con A2s. Todos foldearon hasta Kijote, el gran ciego, que tras valorar la situación, debió leer pareja media o baja y decidió jugarse el coin flip con dos posibles overcards (KQo). Las cartas de la mesa no ayudaron al jugador maño. Oberon quedó con 6.460 puntos y Kijote fue eliminado en 7.º lugar.

Tras esta mano, asistimos a una de las jugadas de suerte del torneo. Limonada metió tres ciegas (1.800) con KK. Boeder le respondió resubiéndole a 3.000 con AA. Limonada le respondió con all-in y Boeder le pagó. Una K en el flop evitó la caí­da de Limonada, que subió su stack a 11.870 puntos, dejando a Boeder en 6.355. Así­ es el poker y la ley de probabilidad. A veces la suerte te abandona y otras te acompaña. Y Boeder lo comprobó inmediatamente. Estando en el pequeño ciego, jugó algo débil A3o completando la ciega. Oberon metió all-in con AKo en la grande. Boeder pensó y acabó viendo el reto. Un 3 en el flop sentenció a Oberon, que cayó en 6.º lugar, y permitió a Boeder recuperar parte de lo que habí­a perdido con los ases, para sumar 9.320 puntos.

Tras esta eliminación, el torneo vivió momentos de especial tensión al producirse enfrentamientos directos y bastante duros entre los jugadores con mejores stacks. Primero se enfrentaron Fernando y Jairo, con AQo y A5o respectivamente. En una mano con showdown, tras varias apuestas, las cartas de Fernando le dieron el bote sin que ninguno de los dos mejorase sus holdings iniciales. Fernando quedó con 18.250 puntos y Jairo con 7.000.

A continuación, las ciegas subieron a 400/800. Y Jairo reaccionó con violencia. Fernando metió 1.600 fichas desde el UTG. Boeder le hizo un respetuoso call con 88 desde el pequeño ciego. Y Jairo decidió jugar un Efecto Sandwich, metiendo all-in desde el gran ciego con JJ. La táctica del emparedado pareció funcionar, ya que consiguió tirar al raiser inicial. Pero la segunda premisa no se cumplió, ya que Boeder decidió arriesgar y pagar. Los ochos del almeriense no mejoraron, de forma que Boeder bajó a 5.515 y Jairo recuperó su big stack (15.600 puntos).

Poco después, la lucha entre ciegos enfrentó a dos jugadores que iban bien de fichas. Fernando metió all-in desde la pequeña ciega con JJ. Limonada pagó en la grande con AKs. Un as en el flop y otro en el river permitieron a Limonada «arrastrar» a su posición 20.140 fichas y convertirse en chip lí­der. Fernando se quedó con 5.780 puntos, que le duraron poco.

Pocas manos después, Boeder subió tres ciegas con A9, Fernando le resubió all-in con A2, intentando un re-robo. Boeder pagó prácticamente «pot-committed» y le salió bien. La dominación de las cartas dejó al argentino con unas pí­rricas 265 fichas y al andaluz con 12.400 puntos.

Fernando no se rindió. Metió all-in con ATs. Egion se aisló con él, con 88 en las manos. Un A en el turn dio a Fernando el side pot de 795 puntos, dejando a Egion con 7.835. Fernando volvió a invertir su super-short stack con ¡AA! Jugó la mano contra Limonada y Jairo, y ganó un bote de 2.785 puntos. Entonces le vino la ciega grande y foldeó las cartas ante un raise de 2.000 puntos de Egion. Quedó en el pequeño ciego con 1.985 puntos. Egion volvió a meter un raise de 2.000 (con 66) y Fernando pagó con A6. No salió el as y Fernando terminó su participación en la final en 5.ª posición.

Con los cuatro stacks igualados, se produjo en este momento una de las manos decisivas del torneo. Egion metió un raise de 2.000 puntos con A4o, que pagó Jairo en el pequeño ciego con ATo. El flop fue J94. Jairo metió de cara una apuesta de 1.600 puntos. Egion hizo un meritorio call con la tercera pareja, para ver la acción de Jairo en el turn. La cuarta carta comunitaria fue un 6. Jairo no reintentó el robo y Egion decidió pasar para evitar un posible check-raise, ante la debilidad de su jugada. El river fue brutal para Egion: un A. Jairo metió 2.400 fichas con su top pair y «nice» kicker. Egion resubió all-in con su doble pareja. Jairo pagó, cayendo eliminado en 4.º lugar. Egion subió a 27.800 puntos, doblando a sus dos rivales.

Egion aprovechó su ventaja para robar ciegas y ganar botes en el flop. Limó los stacks de los oponentes hasta alcanzar unas 32.000 fichas.

Las ciegas subieron a 500/1000. Boeder y Limonada reaccionaron con agresividad para recuperar algunas fichas y dejar al lí­der en 23.000. Curiosamente, en esta fase, hubo dos all-ins con cartas iguales, que terminaron con sendos split pots. Antes del break, Egion ganó un buen bote a Boeder, con doble de dieces y ochos, para recuperar su posición predominante (28.820 puntos).

Tras el descanso, las ciegas subieron a 750/1.500. Se dio una larga serie de manos con subidas, robos de ciegas y botes no disputados. Limonada fue el más agresivo en este momento, con subidas loose. Finalmente, Boeder cayó en su trampa. Limonada metió all-in con 55 y el andaluz pagó con JQ. Un 5 en flop provocó la caí­da de Boeder en 3.º lugar.

El HU comenzó con stacks igualados: Limonada, con 28.000 puntos, y Egion, con 26.000. Los primeros botes fueron ganados por este último, que tomó ventaja (33.500 vs 21.500). Las ciegas subieron a 1000/2000. Limonada recuperó la agresividad resubiendo raises de Egion y metiendo botes en flops, hasta equilibrar los stacks.

Entonces, el torneo se le puso muy a favor. Limonada completó la ciega desde la pequeña con . Egion pasó desde la grande con . El flop fue: , dando mid pair a Egion. Limonada pasó y Egion decidió pasar, sin proteger su pareja media de proyectos futuros. El turn fue un . Limonada pasó con su proyecto de escalera abierta (de difí­cil lectura) y Egion también decidió pasar, pese a tener la pareja media en mano. El river fue un , dando escalera runner-runner a Limonada, quien metió 6000 puntos. Egion leyó un robo y decidió pagar. Limonada tomó una gran ventaja: 36.000 vs 18.000. Pero la alegrí­a le duró poco…

En la mano siguiente, Limonada atacó con una mano fuerte, TT. Egion contraatacó con otra más fuerte, QQ. Ambos acabaron all-in. Las cartas de la mesa () reforzaron las damas con una trucha y los stacks se invirtieron. Egion subió a 36.000 y Limonada bajó a 18.000.

Egion metió presión y redujo el stack de Limonada a 12.000 puntos. Y por fin, llegó la mano final: Egion completó la ciega desde la pequeña con . Limonada pasó con . El flop trajo: , dando pareja media a Egion y pareja baja a Limonada. Egion metió 2000 puntos de cara. Limonada resubió all-in a 9360. Egion apuró su tiempo, acabó considerando buena su pareja media y las opciones de escalera «barrigona», y pagó. El turn fue y el river: . Egion ganó la mano y su primer brazalete de la Liga del Jugón.

Artículo anteriorLa EU decidida a eliminar las trabas al juego online
Artículo siguienteConfirmada la lista de participantes del NBC National Heads Up Championship