Inicio Articulos Las donk bets no siempre son tan donk

Las donk bets no siempre son tan donk

51

Empezamos definiendo donk bet por si has oí­do el término, pero no tienes 100% claro en qué consiste.

Se trata de una apuesta realizada sin posición ni iniciativa.

El caso más tí­pico se da en el flop. Imagina que estás en el big blind. Todos foldean hasta el botón, que hace una pre-flop raise de 3bb. El small blind se tira y túle pagas desde la ciega grande.

Salen las 3 cartas del flop y entonces, le metes una apuesta de cara, de 3,75bb, por ejemplo. Eso es una donk bet.

En mi opinión, se trata de un movimiento poco usado en la actualidad y mucho menos con precisión, pero que tiene grandes posibilidades.

Las donk bets tienen muy diferentes significados en función del jugador que las hace. Ello implica una cierta dificultad en la lectura.

Hay jugadores que las hacen simplemente mirando sus cartas, sin ver nada más allá.

Otros las realizan estimando las cartas que puede tener su rival y su relación con las cartas comunes.

Los hay que intentan aprovechar su imagen o las estadí­sticas de los rivales. Y también los que las hacen a lo bruto, en medio de tilts o piques contra otros jugadores.

¿Cuándo podemos hacer una donk bet?

Depende de nuestro objetivo. Podemos hacerla para derribar al rival de farol o semifarol, o también en busca de extraer el mayor valor posible con una mano que consideramos fuerte.

En el caso del derribo, es recomendable mirar el valor de Fold a Donk Bet del pre-flop raiser en el HUD o en un popup del mismo. (Yo lo suelo tener en el HUD). Dicho valor nos dará una idea sobre cómo reacciona el rival ante las donk bets.

Si apostamos, por ejemplo, un 60% del bote, únicamente necesitaremos un 37,5% de fold a donk para que nuestro movimiento sea EV cero.

No obstante, no debemos comparar a pelo los valores del fold necesario para EV cero y el del HUD del rival. Ten en cuenta que el valor del fold a Donk del HUD es un promedio y las distintas texturas de cartas comunes pueden incrementar o reducir dicho porcentaje considerablemente (incluso en un 15 o un 20%). No es lo mismo provocar un fold en una textura seca que en una coordinada…

Si buscamos el derribo, aun cumpliéndose esta condición del fold del rival, es muy recomendable que nuestra mano tenga algo de equity o que pueda mejorar con ciertos outs.

En cambio, si lo que queremos es hinchar un bote lo máximo posible, nos interesan dos perfiles de jugadores. El tí­pico que raisea nuestra donk y es capaz de iniciar una guerra que acabe en all-in en el mismo flop. O el que hace call a nuestra donk y sigue pagando con manos medias apuestas cada vez más grandes en el turn y en el river.

Evidentemente, hemos de tener una mano con la que nos queramos comprometer con el bote.

Y ¿cómo hemos de reaccionar cuando nos hacen una donk?

Lo primero que hemos de hacer es intentar leer qué puede tener el rival. Para ello, nos hemos de fijar en su valor de Donk Bet del HUD y en las notas que le hayamos puesto previamente.

En caso de duda, es mejor raisear, para dejar la lectura clara desde el flop y tener controlada la mano hasta el river -si paga-, recurriendo si queremos a la carta gratis del turn.

Solo serí­a mejor hacer call en esta situación de duda si el rival es muy pasivo en el turn y en el river.

Si tenemos una mano muy fuerte y poco vulnerable, hemos de actuar con la intención de sacarle al osado donker lo máximo posible. Y esto depende ya de su carácter.

Podemos hacerle call, simplemente, si pensamos que el rival nos va a apostar fuerte en el turn y no se va a tirar cuando le subamos. O podemos subirle directamente en el flop, si el rival se va a enzarzar con nosotros, llegando al all-in en esa misma calle.

Los valores de las donk bets suelen descubrir bastante bien las tendencias de los jugadores que las hacen.

Si el valor es bajo (menos de 6, por ejemplo), el jugador donkeará siempre (o casi) en los mismos spots. Por ello, únicamente es necesario ver con qué donkea un par de veces para saber con qué lo hace. Colocándole una nota, tendremos una fácil lectura contra él.

Donk bet cero

Por ejemplo, en este HUD, la Flop Donk Bet es del 0% (primer valor de la fila 11), por lo que si el rival nos hace una, probablemente tengamos que echarnos a temblar.

Si el valor es bastante más alto (más de 13), la lectura será mucho más complicada, porque meterá más manos en este tipo de movimientos. No obstante, no siempre llevará jugadas fuertes, por lo que no debemos tenerle tanto respeto al oponente.

La donk bet es la pariente pobre del check-raise. No obstante, hay algunos jugadores que la dominan y consiguen resultados espectaculares con ellas. El propio Daniel Negreanu es un claro ejemplo. Si no lo has leí­do aún, te recomiendo el capí­tulo de su libro El poder de la estrategia. Es una maravilla. El resto del libro no vale mucho la pena.

¿Te gustan las donk bets?

Artículo anteriorLos crupiers de las WSOP® están rigged
Artículo siguienteClase de análisis de rivales con HM2 para NL Cash