Inicio Actualidad de poker Dominik Nitsche: acto uno, toma uno, brazalete uno

Dominik Nitsche: acto uno, toma uno, brazalete uno

19

Apenas cinco horas fueron las que necesitó el alemán Dominik Nitsche para doblegar la mesa final del WSOP® National Championship y conseguir así­ el segundo brazalete de su vida.

Hace unos dí­as publicábamos una entrevista en la que el jugador teutón se sinceraba, indicando que bajo su opinión el poker del futuro pertenecí­a a jugadores como él, con un estilo basado en las matemáticas y no en las sensaciones. Aquellas declaraciones podrí­an incluso parecer algo prepotentes, sin embargo, el tiempo no ha tardado mucho en darle la razón.

Dominik no se enfrentó a jugadores aficionados (en la mesa final habí­a dos jugadores que poseí­an brazaletes), y tampoco partí­a con una ventaja en fichas decisiva (comenzaba el dí­a como el cuarto mejor stack de la mesa final), sin embargo logró remontar y imponerse a sus cinco oponentes, llevándose así­ la gloria y un cheque por valor de 352.800$.

Apenas hicieron falta 8 manos para que el primer jugador tuviese que abandonar la mesa final. El desafortunado fue Andrew Robinson, quien corto de fichas se movió all in desde el BTN con d6 h8, con la mala suerte de encontrarse con Athanasios Polychronopoulos, que desde la ciega grande pagó con ha d4. Las comunitarias cq sq s3 d9 s9 no cambiaron nada y Andrews se despedí­a en sexta posición con un premio de 65.734$.

Bastante tiempo fue el necesario para que el siguiente jugador tomase el camino del rail. En quinta posición y con un premio de 86.461$ caí­a Tracy Doss, cuyo da hj se quedaba sin opciones en un board ct d9 s6 c6 frente a la pareja de st dt de Dominik Nitsche.

Nitsche también fue el verdugo del siguiente eliminado, Chris Bibb, quien acababa all in preflop con ha d7, claramente dominado por el sa sk del alemán. Un board sin sobresaltos en forma de st s7 c6 sq cq y Bibb caí­a en cuarta posición por 115.655$, a la par que Dominik se aupaba al liderato para comenzar el three handed.

Matthew Ashton veí­a como su pareja de c3 h3 ligaba un set en un flop c9 s7 s3, dándole una gran ventaja sobre el sa hj de Nietsche. Sin embargo, ayer era el dí­a del alemán, y un s4 en el turn acompañado de un s5 en el river completaban un color runner-runner que dejaba a Ashton en tercera posición. Seguramente los 157.399$ que se llevó por su gran torneo aliviaron algo la mala fortuna de su última mano.

Llegábamos así­ al heads up entre Dominik Nitsche y Athanasios Polychronopoulos, que se presentaba con una ventaja de 2,5 a 1 a favor del teutón.

Fueron necesarias 31 manos para que el torneo se resolviese. Dominik abrí­a la mano a 70.000 puntos para ver como su rival le poní­a una 3bet hasta los 190.000 puntos. El alemán no se lo pensaba y anunciaba all in, insta-call de Athanasios.

Nitsche: ha c8

Athanasios: da ct

La mano de Dominik estaba claramente dominada por la de su rival, no obstante la diosa fortuna (o las matemáticas) quisieron que las comunitarias dk s8 d2 c7 s4 trajeran el ‘pulpo’ que necesitaba para sellar la eliminación de Athanasios y hacerse así­ con su segundo brazalete, por el que además se llevarí­a 352.800$. Athanasios Polychronopoulos se embolsó por su segundo puesto un total de 218.056$.

Como dijo mi compañero de redacción hace unos dí­as habrá que estar muy atentos a Nitsche durante estas WSOP®, tiene pinta de que la puede liar.

Artículo anteriorÚltima cita de mayo con la Liga Masters10 efortuny
Artículo siguiente‘***** ***’, a lo Mazinger Z