Inicio Jugadores de poker El día que Negreanu fue la bruja Lola

El día que Negreanu fue la bruja Lola

48

Conozco a bastantes jugadores que suelen pedir en voz alta las cartas que necesitan para ganar una mano. No obstante, solo algunos de ellos parecen tener el súper poder de influir en el dealer para que este saque «sus» cartas. Con una inquietante frecuencia, «consiguen que aparezcan» sus outs sobre la mesa y se llevan botes increí­bles con jugadas ligadas backdoor o de forma aún más complicada.

Seguro que te viene a la memoria alguna situación de este tipo. Cuando túno eres el que pierde la mano, te puede hacer gracia. En cambio, si eres el afectado, te dan ganas de comerte al vidente.

Uno de los jugadores que tienen este extraño súper poder es Daniel Negreanu. «KidPoker» suele pedir cartas cuando juega en vivo. A veces se viste de Bruja Lola y le sale de pelí­cula, como en la mano que os vamos a mostrar.

En ella, Negreanu pushea all-in con dqsj. Su rival, corto de stack, le paga con dast.

El dealer muestra el flop: dtd9c5. Negreanu se alegra por su proyecto de escalera a dos puntas y su backdoor de escalera de color. Buss tiene top pair top kicker y backdoor de color al as.

Entonces dice: «Serí­a emocionante que saliese un d8«.

Dicho y hecho: el dealer descubre el d8 en el turn.

Con la escalera a ligada, pero amenazada por el flush draw al as de su rival, Negreanu pide la dj. Y efectivamente, el crupier saca la dj, dándole al canadiense su escalera de color.

La mano tiene mucha tela desde el punto de vista matemático.

Teniendo en cuenta las cartas de los dos jugadores, la probabilidad de que saliese el 8d en el turn era de un 2,22%; y la de la jd en el river, de un 2,27%. Si ya es complicado, la probabilidad de que Negreanu lograse acertar ambas cartas era de un 0,05%.

Lo dicho, Negreanu es la versión pokeril de la Bruja Lola.

Este es el ví­deo de la mano.

Artículo anteriorGod save the Queen Victoria Coren
Artículo siguientePunto y final a las bwin Series10 de febrero