Inicio Jugadores de poker El día que Martin Staszko se libró de un secuestro

El día que Martin Staszko se libró de un secuestro

7

La de locuras que se hacen en el mundo y de menuda se libró Martin Staszko, runner up en el Main Event de las World Series of Poker de 2011. El checo saltó a la fama gracias a ese segundo puesto y a los 5.433.086$ que se embolsó.

Lo que no imaginaba es que con una fama que llega tan de sopetón pueden llegar también las desgracias. Es normal que la gente quisiese sentarse con él a la mesa y «robarle» parte de esas ganancias, pero lo que no es tan normal es lo que sucedió en la vida real. Como siempre, la realidad supera a la ficción.

Apenas dos semanas después de acabar el Main Event, Martin Staszko estuvo a punto de caer en una trampa mortal. El checo se convirtió en el objetivo de una serie de criminales que urdieron un malvado plan para secuestrarle. Ahora entiendo por qué Staszko eligió llevar un perfil bajo y lleva un vida alejada de los medios de comunicación y del glamour del poker profesional.

Supuestamente, un tal Michael Svab se inventó una identidad falsa, «Robert Kelner», y se puso en contacto con Milan Slama, el ex presidente de la desaparecida Asociación Checa de Poker. Le contó que querí­a organizar una partida de cash en Cannes como regalo para su padre y que le gustarí­a contar con la nueva estrella checa del poker.

Las promesas de un jet privado y de grandes sumas de dinero, en vez de seducir a Milan Slama y a Martin Staszko, les hicieron desconfiar. No es que pensasen en un secuestro, pero todo a puntaba a una encerrona con collusion de por medio.

Slama rechazó cortésmente la oferta en nombre de Staszko y de una buena se libraron. Menos mal que Staszko era una persona con experiencia y sentido común. Quién sabe lo que podrí­a haber pasado si se tratase de algún jovencito cegado por el ego. La partida-secuetro llegó a realizarse y acudieron una serie de adinerados empresarios. Algunas de las ví­ctimas fueron liberadas tras el pago de un rescate, pero dos de ellas murieron.

En abril de este año, la policí­a capturó a los presuntos secuestradores y siete de ellos se enfrentan a una condena de cadena perpetua. Michael Svab ya habí­a sido juzgado por el secuestro de un millonario en 2005, aunque no fue condenado. A ver si esta vez sí­ consiguen las pruebas necesarias para mandarlo a la cárcel sin billete de vuelta.

Artículo anterior3 consejos para debutantes en las WSOP
Artículo siguienteTwitter, al servicio del poker