Inicio Pinchazos.com Dejan solo a Juan Pardo en su santo, que celebró con triunfo...

Dejan solo a Juan Pardo en su santo, que celebró con triunfo en el HRC Mix-Max 2nd Chance en partypoker

25

En la ví­spera de San Juan, apartado de hogueras, sardinas, barbacoas y demás elementos indispensables en la celebración del solsticio, Juan Pardo empezó la noche más meiga del año con un triunfo en un High Roller.

El torneo que le debe dar la buena suerte para el resto del año a juan fue el High Roller Club: Mix-Max 2nd Chance 2.600$ en partypoker. Una pequeña fiesta privada, de 36 registros, en la que solo habí­a otro español, Sergi Reixach.

Este torneo tiene su público, aunque la sala reconoce su limitación con un garantizado de 75.000$. De los regs habituales, en este caso, los más peligrosos fueron los estadounidenses. A Juan le acompañaron en premios Jacob Schindler, Ali Imsirovic y Nick Schulman.Tan pocos afortunados obligaban a un reparto curioso, habí­a en juego un primer premio de 40.500, casi la mitad de la bolsa.

Solapado en el tiempo, Juan buscó el doblete en el torneo más caro del calendario habitual de partypoker, el HRC Main Event de 5.200$.

En este evento se supera o no el garantizado de 250.000$ según este o aquel jugador tenga que hacer una recompra de más o de menos. Malaka aportó una, pero el field total se quedó en 49 registros, a uno de quedar a pre con la bolsa prometida.

La sexta plaza final aseguró la devolución de las dos entradas y un pequeño beneficio del 20% (12.500$), que serí­a un resultado excelente si se pudiera dar en todos los torneos que jugamos.

Juan intentó mantener el ritmo de cobros en GGPoker, pero jugar contra los mejores a diario te obliga a conformarte, en su caso, con una minicaja de 2.650$ en el High Rollers por el 13º puesto en el Main de 1.000$.

Este marcaje al hombre que estamos llevando a cabo con el malagueño no es nada personal. Son demasiados los factores que se confabulan para que el resto de exiliados en las .com le dejen así­ de solo ante el peligro.

Ante todo, el sentir general que parece minimizar la impresión en España del impacto de la pandemia del COVID-19 no resiste el mí­nimo escrutinio. Los contagios en nuestro paí­s están en mí­nimos, pero las restricciones en los viajes y el miedo que provocan las cifras en algunos paraí­sos pokeriles como el Reino Unido desaconsejan la vuelta a la actividad.

Mucha gente se encuentra barajando soluciones en este preciso instante. Cotizan al alza zonas como los paí­ses bálticos, en especial Estonia, y el Sudeste asiático, que sorprendentemente ha superado la crisis sanitaria con nota alta.

Tampoco ayuda la polarización de los buy-ins. La irrupción de un calendario diario de High Rollers ha herido de muerte a ciertos torneos que se quedan en tierra de nadie en términos de buy-in. El Super Tuesday d e1.050$, sin ir más lejos, anda cumpliendo raspado con un inaudito garantizado de 50.000$, cuendo llegó a ser un torneo que sobrepasaba holgadamente las 500 inscripciones.

En los torneos que mueven las cifras que dan titulares hoy en dí­a solo están participando regularmente Adrián Mateos, Sergi Reixach y Vicent Boscá, y los tres llevan unas cuantas sesiones con la suerte de espaldas.

Mientras unos encuentran la ví­a menos peligrosa para reanudar el curso y otros vuelven a ganar algún que otro flip, menos mal que nos queda Malaka.

Artículo anteriorLa Liga All Stars10 tiene un nuevo torneo en nuestra parrilla
Artículo siguienteLa mitad de la WSOP Online prometen, la otra mitad preocupa