Inicio Jugadores de poker El debate azar/habilidad no tiene sentido

El debate azar/habilidad no tiene sentido

25

El debate sobre si el poker es un juego de habilidad o de azar es tan viejo como el mismo juego. Para nosotros resulta evidente que es un juego de habilidad con un componente de azar, pero el Team PokerStars Online Isaac Haxton va más allá y asegura que el debate no tiene ningún sentido, que no se puede exponer en términos claros y rigurosos.

El predominio del azar o de la habilidad es el argumento utilizado por la justicia para determinar si se trata de un juego legal o no, pero la verdad es que no se puede regular algo si no se tiene ni puñetera idea de qué va el asunto.

Haxton comenzó una discusión en Twitter en la que también participaron otros jugadores como Erik Seidel o Phil Galfond, pero los 140 caracteres se le quedaron cortos y acabó enlazando a uno de sus posts del foro TwoPlusTwo en el que explicaba el asunto con más detenimiento.

«El argumento del predominio no tiene sentido y siendo partí­cipes de él nos rebajamos al mismo nivel de ignorancia que nuestros oponentes. El azar y la habilidad no tienen el tipo de relación en el que tenga sentido hablar de qué predomina sobre qué. En cualquier juego que contenga cualquier tipo de habilidad, la habilidad será el factor predominante en la determinación del resultado, simplemente porque la suerte tiende a equilibrarse a largo plazo. Más azar no significa menos habilidad. Menos azar no significa más habilidad. Es difí­cil argumentar incluso que se pueda comparar de una manera significativa ‘la cantidad de habilidad en el poker’ con ‘la cantidad de habilidad en el ajedrez’ o ‘la cantidad de suerte en el backgammon’ con ‘la cantidad de suerte en un Deepstack Pot Limit Omaha». Incluso si se puede llegar de alguna manera a medir ese tipo de cosas, resulta de una ignorancia deliberada imaginar que existen relaciones cuantificables entre los dos que permitan una comparación cuantitativa significativa de la proporción de suerte a habilidad en dos juegos diferentes o una determinación de cuál de los dos elementos ‘predomina’ en un juego concreto. Ambos está, sin duda, presentes en el poker y no hay nada más que decir sobre el asunto».

Pongamos un ejemplo. Imaginemos que nosotros y nuestros oponentes estamos frente a una gran roca gris, gritándonos:

  • La roca es predominantemente gris.
  • No idiota, la roca es predominantemente grande. Consulta mis estudios.
  • A mí­ me parece que es bastante gris.
  • Pero es menos gris que muchos otros objetos que son comúnmente considerados grandes.

Efectivamente, no tiene sentido. Churras con merinas, que dirí­amos aquí­. Ambas son ovejas y el poker es tanto habilidad como azar. ¿Qué predomina sobre qué? ¿Acaso es esa la cuestión? La cuestión es que la habilidad es la que marca la diferencia. Por eso Haxton es profesional y está forrado y el legislador de turno pierde cuando juega al poker con sus amiguetes. Más claro agua.

Artículo anteriorEl crítico punto de vista de Barry Greenstein con los torneos
Artículo siguiente10 soluciones para varios dilemas post-flop