Inicio World Series of Poker (WSOP) David Tovar empata a cuatro cajas con Yossi Obadía

David Tovar empata a cuatro cajas con Yossi Obadía

103

Es una pena que no podamos titular el resumen de la jornada de la pasada madrugada en las World Series of Poker con una alerta de brazalete, porque hay tres eventos a punto de caramelo, pero no quedan españoles en ninguno de ellos.

En el que mejor pintaban las cosas era en el Evento #41 1.500$ NLH Monster Stack, en el que Nabil Cardoso ostentaba el liderato a falta de 276 jugadores.

Cardoso pronto se quedó solo, pues Yossi Obadí­a, el otro español vivo en el torneo, no duró más que unos minutos en la partida.

Nabil, dentro de lo malo, consiguió mantener su stack en el estado que traí­a de la jornada anterior. Lo que no consiguieron sus rivales, robarle ciegas, lo hizo el paso de los niveles y al descanso de la cena, los 2.000.000 de puntos que le hací­an chipleader muy destacado del torneo, valí­an tan solo 40bb.

En la reanudación, el español perdió un bote medio y se quedó a la espera de la doblada, que no llegó.

266º Jose Obadia 5.542$
58º Nabil Cardoso 17.176$

Lo más destacable del grupo de 26 jugadores que se van a jugar el brazalete es la presencia de dos veteraní­simos que se están dando una paliza importante en el torneo. Son T.J. Cloutier, de 77 años, y el irlandés Donnacha O’Dea. Con 68.

El lí­der tampoco es un crí­o; David Pham tiene 49 años y dos brazaletes a su nombre y si queda 15º o mejor superará los 9.000.000$ en premios en torneos en vivo (o los 10M$, con los 1.120.196$ del primer puesto)

  1. David Pham 8.895.000
  2. Cody Pack 8.330.000
  3. Gina Stagnitto 6.955.000
  4. Dorian Rios 6.600.000
  5. Marshall White 6.505.000

Tení­amos a otro compatriota con caja asegurada y la vista puesta en pelear por el Evento #45 1.500$ Mixed NLH/PLO, Javier Zarco.

El madrileño defendió la posición que traí­a de la ví­spera y subió un puñado de puestos hasta terminar el 68º, con un premio de 3.146$.

Loren Klein repite como lí­der, aunque perdió el trono y tuvo que batallar por recuperarlo en la última mano del penúltimo nivel, un bote de 896.000 puntos que le ganó a John Racener en Pot Limit Omaha. La decisión crucial la tuvo que tomar Racener en el flop skcts4. La apuesta de Klein le comprometí­a con el bote y el valor de su wrap hqdjd9h2 podrí­a ser muy relativo. Se lo pensó varios minutos y pagó para ver la J del turn, aceptar el all-in y comprobar que estaba prácticamente muerto y enterrado ante cacqsjs8.

Quedan 15 jugadores, y hay 247.427$ esperando al campeón.

  1. Loren Klein 1.079.000
  2. Steven Gagliano 957.000
  3. Dmitry Savelyev 760.000
  4. Craig Varnell 689.000
  5. Matthew Humphrey 504.000

El último evento que puede terminar esta madrugada es el evento #44 1.000$ NLH, en el que quedan 19 jugadores sin demasiado cartel internacional peleando por un premio de 298.849$.

  1. Young Sik Eum 1.400.000
  2. Michael Shanahan 1.079.000
  3. Niel Mittelman 803.000
  4. Sven Reichardt 801.000
  5. Danny Illingworth 704.000

Anoche empezaron dos torneos, en especial un evento Bounty de 1.500$ que es en el que han caí­do las dos últimas cajas para los nuestros.

No es que andemos muy sobrados de balas, pues solo se han clasificado dos de los nuestros entre 308 jugadores -con 324 puestos premiados-, pero a partir de aquí­ todo es mejorar el premio hasta los 290.768$ que hay en todo lo alto.

58º David Tovar 80.000
237 Lander Lijó 23.600

Event #46: $1500 BOUNTY No-Limit Hold’em
308 de 2.158 jugadores

  1. Jonathan Dimmig 270.800
  2. Tom Kearney 188.000
  3. Joao Vieira 187.000
  4. Ricardo Marte 177.800
  5. Kitson Kho 168.200

Evento #47 10.000$ Limit 2-7 Triple Draw Championship
38 de 125 jugadores

  1. Abe Mosseri 334.000
  2. Paul Volpe 333.500
  3. Dan Shak 311.500
  4. Erik Sagstrom 302.000
  5. JC Tran 286.500

La jornada de hoy en el Rio puede ser muy corta para la mayorí­a de los jugadores. Toca el evento más turbo, con una entrada de las más caras, 5.000$, y 30 minutos por nivel, aunque si te gustan otros formatos de poker hay un asequible 1.500$ Stud en el que echar la tarde.

Artículo anteriorNanonoko paga con un rosco el despertar de San Francisco
Artículo siguienteGeorge Danzer rememora viejos éxitos en el Rio repitiendo brazalete