Inicio Actualidad de poker David Afework, ganador del WPT 500, descalificado por partypoker. Vallinas pasa a...

David Afework, ganador del WPT 500, descalificado por partypoker. Vallinas pasa a ser 8º

62

El segundo evento más importante de las pasadas WPT Online Series de partypoker ha tenido un final abrupto, inesperado y muy fuera de plazo.

Todo el mundo habí­a dado por hecho de que el campeón del WPT500 habí­a sido un desconocido jugador inglés David Afework, pero en realidad el palmarés del circuito secundario del WPT va a reflejar que el legí­timo campeón del torneo es el sueco Henning André, al que todos vimos caer en el heads-up.

La causa ha sido la fulminante descalificación de Afework, de la que muy pocos habrí­an sido conscientes de no ser porque el afectado acudió a los foros de 2+2 para denunciar la situación, que además provocó la confiscación del balance de una cuenta que el torneo habí­a engordado en más de 160.000$.

En su post, desvela que la descalificación ha sido causada por «permitir el acceso a su cuenta a terceros«.

Tal y como lo cuenta Afework, su victoria en el torneo fue de lo más legí­tima. Asegura que el 99% del torneo lo jugó sin compañí­a en la habitación, y las pocas visitas que recibió fueron de su novia, que no sabe jugar al póker.

En su favor juega el factor de que la mesa final fue retransmitida en directo, y que los comentaristas hicieron mención de que su juego era «creativo» y no se ajustaba demasiado a la ortodoxia. Hubo bastantes manos en que la suerte se puso de su parte -David menciona alguna de ellas en su post de 2+2- y, en general, parece poco probable que la insinuación de la sala sobre su mala praxis se deba al «ghosting» (permitir que otro jugador juegue en tu nombre).

El afectado piensa que podrí­a deberse a un conflicto de IPs con su compañero de piso, también jugador de póker, aunque este ni siquiera participó en el WPT 500. La defensa de Afework termina ahí­, y deja demasiados flecos al aire.

Pokernews se ha puesto en contacto con partypoker y ha obtenido una respuesta de la sala, en la que se asegura que…

«Contamos con un equipo dedicado a velar por la integridad del juego que utiliza diversos métodos de detección para identificar de forma proactiva las cuentas que incumplen nuestros términos y condiciones. Las mesas con «nombre real» ayudan a dar una sensación de comunidad a la vez que reducen el anonimato. El titular de una cuenta real nunca debe dar acceso a su cuenta a un tercero, como se indica en nuestras Condiciones Generales (Sección12)».

No especifican el pecado, pero más o menos señalan hacia el pecador. Quizás el acceso a la cuenta de Afework por parte de un tercero no se haya producido durante la mesa final, pero sí­ es posible que tuviera un efecto decisivo en su clasificación para el evento o se haya producio en otras circunstancias en las que a la sala no le pudiera quedar ningún reparo sobre la toma de una medida tan drástica como esa.

El dinero incautado no se pierde en el limbo ni va a parar a la cuenta de resultados de la sala. Se reparte entre los afectados.

En casos como el del WPT500, los jugadores que compartieron field, normalmente, ven mejorada su clasificación en un puesto. Lo ha confirmado Jamie Staples, pro de la sala y tercer clasificado en el evento, que confirmó en Twitter que le ha llegado un mail que le otorga el segundo puesto y una compensación equivalente al salto de premios que le corresponde por su nueva clasificación.

El español Jon Ander Vallinas, 9º clasificado hasta la descalificación de Afework, pasa a ser octavo, y su premio mejora en algo más de 2.000$.

Artículo anteriorJuan Pardo aseguró los 34.234$ del 2º puesto en el Evento #6 de la HRWeek de GGPoker
Artículo siguienteRunnelea gana el HighRoller del miércoles en Winamax