Inicio Actualidad de poker Daniel Negreanu, más ácido y corporativo que nunca

Daniel Negreanu, más ácido y corporativo que nunca

63

El EPT de Barcelona es el sitio perfecto para coger por banda a alguno de los pros de PokerStars. La organización suele preparar encuentros bastante informales de sus jugadores con la prensa, y estos suelen estar muy dispuestos a colaborar. Todo el mundo disfruta de Barcelona y el festival suele poner a la gente de bastante buen humor.

Pokernews aprovechó la ocasión para hacerle una larga entrevista a Daniel Negreanu. El jugador canadiense suele tener a la gente muy al dí­a a través de las redes sociales, de su página web y, últimamente, a través de un recién inaugurado podcast, así­ que los temas a tratar fueron precisamente los últimos que el propio Negreanu ha venido sacando desde sus cuentas en la Red.

Sus respuestas dan para varios titulares. En la temporada en la que parece que se va a estampar más claramente respecto a sus clásicos objetivos anuales -ojo, que se puede quedar a cero en los que tienen más chicha-, Negreanu se muestra casi desdeñoso con el dinero, repudia las high stakes online y pone muy claritas las cosas para los regs de su sala: ellos son los que van a seguir pagando el pato por culpa de la tendencia a la baja del poker online, que ve inevitable.

La high stakes del Bellagio con los de siempre

Lo echaba de menos. Volví­ a jugar por un par de razones.

En las WSOP, me he fijado en que habí­a un montón de buenos jugadores. La gente ha mejorado en los juegos mixtos. Me he dado cuenta de que si no practico me voy a quedar atrás. Me jacto de ser muy bueno en los juegos mixtos, pero si no practico contra los mejores de manera regular, pierdo mi ventaja.

Además, es muy divertido. Recuerdo aquellas sesiones de 30 o 40 horas con Gus Hansen, Phil Ivey, Patrik Antonius y los demás cuando era más joven. Estoy contento de volver a hacerlo. Jugar con Gus es realmente divertido. Es lo que echa de menos el poker de hoy en dí­a. Simplemente, es muy divertido.

Hay mucha gente jugando. Ray Dehkharghani y David Oppenheim son de los mejores. Tienes a Nick Shulman, o a Michael Thuritz, que ha pulido su juego en el online. Lo que pasa es que coincidió que uno de los dí­as estábamos jugando los de siempre, y decidí­ escribir un blog.

La verdad es que los jugadores jóvenes no son tan buenos como se creen. Estoy convencido. Cuando jugaba juegos mixtos online 400$/800$, ya hace un tiempo de esto, salí­a ganando de casi todas las sesiones. Los jóvenes no saben jugar stud. Se les dan bien el resto de juegos porque les son más afines, pero lleva tiempo entender y hacer ajustes en los diferentes formatos de stud.

Empecé muy bien, pero ahora estoy perdiendo 250.000$. Cuando se juega con ciegas 1.500$/3.000$ no es complicado llegar a perder ese dinero. (Un par de sus objetivos este año era jugar 200 horas de high stakes en vivo y ganar al menos 250.000$)

Para ser honesto, la partida se me hace pequeña. En 2002 y 2003, antes del boom del poker, yo era grinder de cash y jugaba 4.000$/8.000$. En No Limit jugaba 1.000$/2.000$ con un cap de 100.000$. Igual antes el dinero me presionaba un poco, pero ahora ni lo más mí­nimo. Si pierdo un millón me da igual.

Las WSOP

Ni siquiera miro el dinero en las World Series. Si quieres ganar mucho, lo mejor es jugar los torneos multitudinarios de No Limit. Pero a mí­ me da igual, juego los eventos más pequeños de 10.000$ y juegos mixtos porque yo busco ganar el Player of the Year, brazaletes y cosas por el estilo.

No me preocupa como me va en las Series financieramente. Yo miro los resultados. Si gano dos brazaletes y pierdo dinero en el conjunto del verano, yo lo veo como un triunfo. (Negreanu se quedó con nueve cajas de menos de 100.000$ y sin ninguno de los tres brazaletes que querí­a ganar este año.)

Los High Rollers más polémicos

La razón por la que Guy Lalibertí¨ ha montado el Big One for One Drop Extravaganza de Montecarlo y no invita a jugadores profesionales es porque conoce a un grupo de jugadores recreacionales que no quieren jugar contra los pros. Están donando dinero a la caridad, no quieren donarlo a unos pros. No tengo problemas con eso.

Si Guy quiere que alguien juegue, pues él manda. La gente dice, «¿E invitas a Talal Shakerchi, le consideras un amateur?» Pues lo que quiera Guy, así­ de simple. Lo que no debe ser es un evento de brazalete, por ejemplo. A eso sí­ que me opondrí­a.

El que estoy pensando si jugar es el evento de 102.000$ de entrada del WCOOP. No tení­a pensado estar en Toronto, pero igual cojo un vuelo para esto. Puede ser divertido.

Es un poco locura que tenga reentradas. Es algo caro para un torneo online. Parece un poco fuera de onda. Dará que hablar, eso seguro. No sé cuantos lo jugarán. ¿Unos 30 o 40?

High Stakes online

Tengo la teorí­a de que las high stakes online hacen más mal que bien. El poker hoy en dí­a estarí­a mejor si no hubiese habido high stakes. Atraen a gente muy lista que quiere ganar millones. Usan software de rastreo, construyen bots. Eso es lo que atraes cada vez que hay mucho dinero encima de la mesa.

Full Tilt, y es algo con lo que coincide mucha gente que conozco y que estuvo dirigiendo ese sitio, cometió un gran error promocionando los nosebleeds. Atrajeron a nuevos jugadores, pero mira lo que hicieron con gente como Guy Laliberté. Perdió 28 millones. Si los niveles no hubieran sido tan altos, aún seguirí­a jugando online. Si hubiera perdido solo un millón, no serí­a algo tan vergonzoso.

Los cambios en PokerStars

El juego del poker está floreciendo en vivo. En las WSOP hay más torneos y jugadores que nunca, como en otros festivales. Hay grandes partidas en Macao, y algunas otras de tamaño medio en Las Vegas y a lo largo de toda Europa.

El poker online, en cash y en las high stakes, va a sufrir. La tendencia es negativa. Las medidas que hemos tomado para quitarle privilegios a los jugadores de high stakes afectan, pero hay muchos otros factores.

La comunidad está comparando lo que ofrece ahora PokerStars con lo que ofrecí­a antes. Es justo, pero también es justo darse cuenta de que el sector no está creciendo. Es más justo comparar lo que ofrece PokerStars con lo que ofrecen el resto de salas. Y Pokerstars ofrece mucho más.

La gente ha tenido un chollo con el Supernova Elite. Era increí­ble. Pero eso tení­a que cambiar con los cambios en el sector. Es de esperar que una empresa que está en Bolsa haga lo que es mejor a largo plazo. Los pros representan solo una fracción de los jugadors en los que tienen que pensar.

Muchos de los pasos que se están dando, y lo he explicado muchas, muchas veces, están dirigidos hacia las masas en vez de a unos pocos. Durante muchos años, parte de lo que ha convertido a PokerStars en una sala tan exitosa es lo generosa y leal que ha sido con su base.

Pero no puedes quedarte mirando como año a año disminuyen los beneficios, especialmente si cotizas en Bolsa. Es ilegal, de hecho. No puedes dejar que la compañí­a se contraiga sin hacer cambios importantes. Por desgracia para los pros, ellos son los que van a a soportar el mayor golpe en ese aspecto.

(La compañí­a se llama PokerStars. Estrellas del poker. La premisa es que puedes convertirte en una estrella y subir niveles. Y ahora es más difí­cil, indica el reportero.)

Es más difí­cil en según qué áreas. Es cash es mucho más complicado, sí­. Los torneos, sin embargo, siguen siendo una oportunidad para que muchos jóvenes construyan su banca, despunten y jueguen EPTs y demás.

El sueño no ha muerto. Solo que es mucho más complicado. Y se ha vuelto así­ sin importar lo que hemos hecho. Si no atraes a miles de nuevos jugadores todos los años, no hay sostenibilidad. Ha sido inevitable, da igual las decisiones que hemos tomado, estaba destinado a pasar. Es como acaba siempre el poker.

Si juegas con 10 amigos, llegará un momento en que los tres que más pierden dejarán de aparecer por la partida. Si no traes otros tres, lo que quedan son siete pros. Y entonces, dos de ellos dejarán de ganar como lo hací­an antes y también lo dejarán. Así­ que quedáis cinco, y os miraréis unos a otros preguntándoos «¿Qué coño hacemos aquí­?». Necesitamos nuevos jugadores, y PokerStars se está dedicando a ellos.

Artículo anteriorShaun Deeb tiene un hijo y gana un evento del WCOOP el mismo día
Artículo siguienteSemana de pasión española en las high stakes