Inicio Jugadores de poker Dan Cates revela el origen del hombre de la jungla

Dan Cates revela el origen del hombre de la jungla

176

Las nosebleeds de Full Tilt Poker dieron a conocer a una generación de jugadores que se hicieron tan famosos como lo eran en aquella época las estrellas del poker televisado como Daniel Negreanu, Phil Hellmuth o Doyle Brunson, pero en el caso de los jugadores online, la gente se referí­a a ellos por sus nicks.

Ya no es que alguno de ellos escondiera su identidad, como «Isildur1», sino que su marca, su nombre de guerra, parecí­a mucho más adecuado y reflejaba el personaje a la perfección. Alguno de los miembros de aquella generación ha acabado por perder el nick por el camino, como Phil Galfond, pero Ilari Sahamies siempre ha sido y seguirá siendo «Ziigmund», y nadie reconoce a los hermanos Dang si no se refieren a ellos como «trex313» o «Urindanger».

Unos número muy, muy escaso de genios del poker han logrado elevar al mismo rango tanto su nombre como su nick. Puedes hablar de «durrrr» o de Tom Dwan indistintamente, que todo el mundo sabrá a quién te refieres. Bertrand Grospellier «Elky» o «TheGrinder» Mizrachi son otros claros ejemplos. Pocos tan legendarios como Daniel Cates «jungleman13».

Hace unas semanas, Cates subió a Instagram una foto que no puede faltar en el álbum de ningún turista que se pase por Gibraltar, con uno de los monos nativos del Peñón. Ni al propio Cates se le escapó la gracieta de que el «hombre de la selva» aparezca en una foto con un mono. Por eso, en los comentarios, decidió compartir el chiste y, de paso, explicar el origen de su nick

«Me preguntana menudo de donde salió mi apodo «jungleman». Si no era ya obvio, ¡me lo pusieron porque nací­ en la selva, rodeado de animales. ja!

En realidad, no.

La historia real es que yo era un tipo de persona muy diferente cuando empecé a jugar al poker. Iba muy desaliñado, tení­a el pelo muy largo y la verdad es que era un tipo muy raro. Llegó un punto en que mis rivales me empezaron a llamar «jungleman» con la intención de burlarse de mí­.

Yo en cambio lo vi gracioso, y lo mantuve como nick cuando me acabaron de pelar y me tuve que pasar al pokeronline a jugar niveles más bajos en Full Tilt. Seguro que ya sabes lo que pasó cuando me pasé al online. Dominé a todos mis competidores y me convertí­ en uno de los jugadores online de más éxito, si no el más exitoso de todos. Mi nick pasó de ser una chanza a ser respetado y temido en el mundo del poker.

En el humor a menudo hay un elemento de verdad. El mundo es un lugar salvaje lleno de caos, como la selva. Nosotros mismos, en lo más í­ntimo, somos animales, como nuestros hermanos los monos, salvajes y dominados por las emociones, aunque capaces de ser mucho mejores si nos lo proponemos».

Artículo anteriorQuinto y último torneo de julio de la Liga Poker Fighters
Artículo siguienteLos visitantes de las WSOP se salvaron de una plaga por unos pocos días