Inicio Articulos ¿Cuánto de suerte? ¿Cuánto de habilidad?, por Ben Roberts

¿Cuánto de suerte? ¿Cuánto de habilidad?, por Ben Roberts

20

Si alguna vez te has sentado a una mesa de póquer, habrás escuchado invariablemente la pregunta hecha en el tí­tulo de este artí­culo. Mientras todos los jugadores serios creen que el póquer es un juego de habilidad, no siempre están de acuerdo en hasta qué punto lo es realmente. Algunos creen que el rango habilidad a suerte cae en algún punto alrededor de los 70%-30%, mientras que otros argumentan que el í­ndice es más cercano a 90%-10%. Si me preguntan a mi, sin embargo, te diré algo que no has escuchado de nadie más: el póquer es 100% habilidad.

Ahora, yo sé que muchos de ustedes ya son escépticos acerca de cómo puedo hacer este tipo de alegato. ¿Qué hay de los bad beats? ¿O de las veces que eres vencido en el river? ¿Cómo puedo no tener en cuenta este tipo de situaciones en mi razonamiento? El hecho es que lo hice.

La probabilidad es parte del póquer y serí­a altamente inusual si no ocurrieran bad beats ocasionalmente o si no apareciera una de las dos outs en el river, desafiando las leyes de la probabilidad. El hecho es que este tipo de eventos debieran tener menos impacto sobre tus resultados cuanto más juegues.

Si sólo juegas unas pocas manos o unas pocas horas de póquer cada vez, la suerte indudablemente jugará un papel mayor en tus resultados que si juegas regularmente. Por ejemplo, miremos a un jugador que juega ocho horas al dí­a, cinco dí­as a la semana, 50 semanas al año, lo que es equivalente a 2.000 horas en la mesa. Asumiendo que es un jugador sólido e inteligente, que no varí­a su juego en el curso del año, yo creo que su talento sobrepasará el efecto de la suerte y le asegurará tener resultados positivos después del año. Esto no significa que este jugador no atraviese malas rachas ocasionales o tenga sesiones de pérdida, pero apegándose a su plan de juego, estos reveses ocasionales no debieran afectar negativamente a su cuenta.

En efecto, todos los jugadores son pagados por cada buena decisión que toman y son penalizados por las malas. Haciendo continuamente decisiones de alta calidad en el curso de tantas horas, los jugadores habilidosos tomarán más decisiones buenas que malas, y verán crecer sus bankrolls como resultado. Yo he hecho esto durante más de 33 años y conozco a muchos otros jugadores profesionales que han obtenido resultados similares por muchos años. Lo que esto me demuestra es que, a la larga, la suerte no es sólo insignificante cuando miras tus resultados, es inexistente.

Se requiere ser un verdadero profesional para ver al póquer de esta manera y yo realmente espero que mucha gente esté en desacuerdo con mis conclusiones. En sí­ntesis, sostengo que a largo plazo, la suerte no tiene nada que ver con ser un jugador de póquer ganador.

Ben Roberts es jugador profesional de Full Tilt Poker

Visitar

Artículo anteriorEl Gran Casino de Castellón celebra el II Torneo de Poker Texas Hold’em
Artículo siguienteDia 4 del World Heads Up Poker Championship