Inicio Articulos Conseguir que paguen a tu mano «monstruo», por Roland de Wolfe

Conseguir que paguen a tu mano «monstruo», por Roland de Wolfe

9

Una de las situaciones más rentables en el póquer se produce cuando ligas un «monstruo» en el flop y alguien apuesta contra ti. Es una sensación increí­ble pero, desgraciadamente, uno de los acontecimientos más difí­ciles de presenciar en el juego.

En realidad, hacer dinero cuando ligas una grna mano en el flop es una de las cosas más difí­ciles de conseguir en cualquier juego. Requiere una combinación de factores conseguir que tu oponente apueste o que, simplemente, pague tu apuesta. Pero sólo porque resutle difí­cil no significa que no pueda conseguirse. Recuerda los siguientes consejos la próxima vez que ligues en el flop la mejor mano posible (nuts) y verás incrementarse tu stack sustamcialmente.

· Presta atención a la textura del flop. Algunas veces conseguirás un monstruo y no te pagarán hagas lo que hagas. Habitualmente esto sucederá en un flop temible del estilo A-A-K arco iris. Hay unas cuanas manos que tu oponente podrí­a llevar donde se pensarí­a el poner fichas en el bote.

Ahora, cambiemos un poco las cosas y digamos que ligas un full en un flop hahkda. Con un proyecto de color potencial sobre la mesa tienes un par de cosas a tu favor; tu oponente puede pensar que estás buscando el proyecto de color o que él puede ser el que lo busque. En cualquiera de los dos casos es mucho más probable que consigas acción apostando en esta mesa que en la mesa con el flop arco iris.

El hecho es que va a ser difí­cil conseguir que tu rival ponga fichas en el bote a no ser que haya conectado algo de alguna manera. En ocasiones esto te llevará a pasar en todas las calles hasta el river buscando que él ligue alguna mano que pueda parecerle buena.

· Ajusta el tamaño de tu apuesta a tu oponente. Este es un concepto que requiere tiempo para manejarlo adecuadamente pero está basado en un principio muy simple: «conoce a tu rival». La estrategia que empleas contra un contricante cerrado (tight) va a ser probablemente diferente a la que emplearí­as frente a un rival agresivo, y sabiendo a quién te estás enfrentando te será más sencillo tomar una decisión cuando intentes imaginarte cómo obtener una apuesta extra.

Por ejemplo, si he conseguido una gran mano en el flop contra un rival cerrado, intentaré sobreapostar (overbet) el bote simulando un intento de robo con una mano débil. Con un poco de suerte, leerá mi juego como yo quiero y pagará mi apuesta o incluso resubirá para echarme del bote. A la inversa, haré una apuesta débil contra un rival agresivo esperando que resuba para llevarse la mano. En ambos casos estoy jugando con la imagen que mi oponente tiene de mi tratando de que comprometa las fichas que no pondrí­a en el bote en cualquier otra situación.

· La imagen lo es todo. En ese mismo orden de cosas, otra clave para conseguir acción es hacer pensar a tu rival que estás generando acción, incluso cuando no es así­. Habla con los otros jugadores de la mesa. Hazte amigo de ellos e inicia la conversación.

Desarrollando una personalidad agradable en la mesa tus oponentes pensarán que estás jugando muchos mas botes de los que en realidad estás jugando, lo que puede ayudarte a convencerlos para pagarte cuando consigues una gran mano. Si la gente piensa que juegas abierto (loose) cuando en realidad lo estás haciendo cerrado, estarán mucho más dispuestos a perseguir sus proyectos o pagar con parejas débiles de lo que lo harí­an si fueras una auténtica roca.

Por supuesto, no hay una única forma segura de garantizar que te pagarán en el flop con una gran mano. Como muchas de las coasa en la vida, se trata de estar en el lugar preciso en el momento adecuado. Pero si te ajustas adecuadamente a la mesa y las variables se alinean a tu favor, tu mano «monstruo» estará preparada la acción.

Texto: Full Tilt Poker
Traducción: Jairo Moreno

Artículo anteriorAlemania y Suecia deberán responder ante la UE
Artículo siguienteDiego Pérez llega a la mesa final en el EPT