Inicio Articulos Cómo Jugar Cartas Mayores por Andy Bloch

Cómo Jugar Cartas Mayores por Andy Bloch

20

Para muchos jugadores, nada es más fabuloso que echar in vistazo a las cartas de mano y ver figuras. A-K. K-Q. Q-J. Son todas manos grandes, y a menudo muy jugables, especialmente en posición. Sin embargo, en algunas ocasiones, una mano que parece una obra de arte al comienzo, más adelante en el juego, puede llevar a resultados desastrosos.

El hecho es que las over-cards (cartas mayores que cualquiera de las de la mesa) pueden ser de las más complicadas de jugar bien si no conectan con la mesa. Entonces, ¿Cómo puedes evitar quedar en banca rota cuando no ligas con estas cartas? El secreto es saber cuándo jugarlas y también cuándo mandarlas al mazo.

Digamos que estás en las últimas posiciones, o en las ciegas con cartas mayores y te enfrentas a un jugador que manda todo al medio luego de ver un flop como 8-5-3 de distintos palos. ¿Qué haces? La respuesta es simplemente «Depende». Pero lo primero es pensar: ¿Qué será posible que tu oponente esté apostando aquí­? ¿Par alto? ¿Un par mayor? ¿Un set? La lectura de la mano de tu oponente deberí­a influenciar fuertemente tu decisión porque si él tuviera cualquier otra cosa aparte de un set, podrí­as tener las probabilidades correctas para pagar.

Y esto me lleva a la siguiente pregunta: ¿Cuánto está apostando? Si al apostar todas sus fichas, su apuesta es de la mitad del bote o menos, creo que debes apostar cualesquiera sean tus cartas mayores, siempre y cuando creas que aún están vivas. Cartas Mayores te dan seis outs potenciales en la mesa, lo que significa que tienes una posibilidad de 3-1 en contra de un par alto si no tienes posibilidades de proyecto de color o escalera. Tus Cartas Mayores podrí­an incluso estar en ventaja si piensas que tu oponente está apostando todo a su propio proyecto o está haciendo un farol.

En situaciones en las que no te enfrentas a alguien apostando todo, la decisión se torna más difí­cil porque no sólo debes considerar la apuesta que tu oponente está haciendo, sino que también el tamaño de su posible siguiente apuesta. Si ambos tienen estacas grandes y usted paga en el flop, podrí­as estar enfrentándote a una apuesta enorme en el turn. En esta situación, yo creo que la movida correcta es mandar tus cartas al mazo y esperar por una situación más favorable.

Otro factor que debe considerarse en este tipo de situaciones es tu posición en relación a tu oponente. Si estás jugando con posición, debes considerar seguir en la mano incluso si no ligas en el flop, especialmente cuando sea barato. Por un lado, pagar una apuesta barata en el flop puede ayudarte a ligar una de tus cartas, dándote lo que posiblemente sea la mejor mano. Y por el otro, estar en posición puede ayudarte a robarte el bote en el turn o el river si tu oponente continúa mostrando fragilidad en esas rondas.

Enfrentarse a esta situación fuera de posición es mucho más riesgoso, ya que tu oponente tiene control de la mano y va estar actuando detrás tuyo ronda. En esta situación es mucho más probable que yo me vaya al mazo con cartas mayores.

Mientras que tu posición puede ser un factor determinante al decidir si continuar o no con tus cartas mayores, la textura de las cartas de la mesa también deben ser consideradas. Es mucho más probable que yo llegue a ver el turn luego de un flop como el mencionado anteriormente (8-5-3 de diferentes palos) que luego de uno más coordinado, como podrí­a ser 9-8-7 o uno que traiga posibilidades de proyectos de color o escalera. ¿Por qué? Porque al menos que mi oponente tenga un par en la manga, es muy probable que él tampoco haya ligado en el flop. Con un flop más coordinado, hay más formas en las que mi oponente puede conectar, y aunque yo ligue una de mis cartas, podrí­a estar persiguiendo un proyecto de mano ya derrotada por un color o escalera.

Si estoy en un bote con varios oponentes, es aún más probable que juegue mis cartas conservadoramente porque hay más manos que podrí­an potencialmente derrotarme. En el mismo lugar en el que harí­a una apuesta de continuación en el flop contra un sólo oponente, seguramente decida pasar si me estoy enfrentando a oponentes por el bote ya que no quiero darle a alguien la chance de subir detrás de mí­ y forzarme a desperdiciar fiches innecesariamente.

Si alguien apuesta y otro jugador paga, yo puedo pagar fácilmente sin haber perdido demasiado. Si, por otro lado, alguien apuesta y todos los demás se van al mazo hasta mi turno, yo puedo determinar si es que quiero irme al mazo, pagar o posiblemente subir en un intento de robarme el bote yo mismo.

Cuando esté todo dicho y hecho, la clave para jugar las cartas exitosamente es evitar enamorarte de mano al comenzar no importa qué bien se vea al principio. Juega tu mano inteligentemente luego del flop y evitarás un resultado desastroso.

Por Andy Bloch, jugador profesional de Full Tilt Poker
Artí­culo publicado en Full Tilt Poker

Descargar

Artículo anteriorFin de semana intenso en torneos
Artículo siguienteEsta noche, segundo satélite para la Etapa#3 de la Liga de La Toja