Inicio Salas de poker La cuenta secreta de Chris Ferguson en Full Tilt Poker

La cuenta secreta de Chris Ferguson en Full Tilt Poker

8

Según informa la web Subject: Poker, el acuerdo de Full Tilt Poker con el Grupo Bernard Tapie está en peligro por culpa de Chris Ferguson. El jugador norteamericano, co-propietario de FTP, reclama que le devuelvan unos 14,3 millones de dólares que la empresa utilizó, con su permiso, para cubrir gastos producidos tras el Black Friday.

La imagen pública de Chris Ferguson no puede estar más dañada

La reclamación es especialmente curiosa porque dicha cantidad salió de una cuenta secreta a la que el jugador estadounidense desvió unos 60 millones de dólares de Full Tilt Poker desde 2007. Y aún es más llamativa si tenemos en consideración que Ferguson recibió otros 25 millones de dólares en concepto de reparto de beneficios, tal como se hizo público en la demanda interpuesta contra los propietarios ante el Department of Justice de los EE. UU.

Ferguson tenía dicha cuenta secreta bajo el nombre de la empresa Pocket Kings. Gracias a la investigación de Subject: Poker, hemos podido conocer que se quedó o se gastó unos 45 de los 60 millones de dólares en diversos conceptos. Transfirió 3,5 millones a cuentas bancarias personales. Otros 3,5 millones fueron a las cuentas de su abogado Ian Imrich. Prestó esa misma suma a otros propietarios de Full Tilt. Donó 352.500$ para acciones solidarias. Compró acciones de la compañía por valor de 10 millones. Pagó 17,5 millones a otros propietarios de Full Tilt (sin que se especifiquen los motivos). Invirtió 2 millones en proyectos propios. Dio 160.000$ a un conocido. Envió 2,38 millones a una empresa hawaiana. Y realizó pagos diversos por valor de 2 millones de dólares…

Ferguson dejó en sus cuentas 14,3 millones de dólares, que fueron utilizados, con su permiso, para pagar gastos generados por Full Tilt tras el Black Friday (entre ellos, peticiones de retiros de jugadores no residentes en los EE. UU.).

Pues bien, Chris Ferguson y su abogado Imrich están intentando recuperar este dinero y han llegado incluso a amenazar con boicotear el acuerdo existente tanto con el DoJ como con el Grupo Bernard Tapie.

De hecho, Ferguson logró que en los acuerdos iniciales con el inversor francés se incluyese una cláusula que contemplaba la entrega de acciones por valor de 14 millones de dólares. No obstante, el DoJ se opuso a que los dueños de Full Tilt pudiesen tener acciones en la nueva empresa. Y desde entonces, tanto Ferguson como Imrich han incrementado su presión y las amenzadas, llegando a poner en riesgo el acuerdo de compra-venta de la empresa. Ferguson ha demostrado qué clase de persona es, ya que ha llegado a pedir al DoJ que le dé los 14,3 millones del fondo de 40 que le confiscó a Full Tilt con la intención de efectuar los pagos derivados de las solicitudes de retiro de los jugadores estadounidenses. Hasta ha amenazado con interponer una demanda judicial si no le hacen caso…

Desde luego, tras la filtración de esta información, el nombre de Chris Ferguson se ensucia aún más.

Artículo anterior¿Próxima parada del Paradise Poker Tour? Viena
Artículo siguienteErik Seidel consolida su ventaja al frente del Global Poker Index