Inicio Legalidad y regulación del poker Un jugador de Poker británico encarcelado por amenazar al soporte de una...

Un jugador de Poker británico encarcelado por amenazar al soporte de una sala online

6

Todos hemos sufrido bad beats y hemos maldecido a nuestro oponente, al ordenador y a la persona que «reparte» las cartas de manera virtual. Otros, como Michael Gallagher intentaron pasar su tilt amenazando de muerte a los agentes de soporte de la sala de poker donde jugaba.

Michael, jugador de poker online del Reino Unido de 35 años de edad y sin empleo, llegó a la conclusión de que no le gustaba demasiado el «Generador Aleatorio de Números» (Random Number Generator) de la sala en la que jugaba. Para los que no lo sepan, el RNG es lo que determina las cartas que se le reparten a cada jugador, las que salen en las comunes, etc. Durante un perí­odo de tiempo de casi un año, Gallagher perdió de 15.000-£ a 20.000-£ en esta sala de poker. Tras esto, el jugador se puso en contacto con la sala de poker y parece ser que la respuesta no fue precisamente la que el bueno de Michael estaba esperando. Enfurecido, envió otro mail esta vez en un tono amenazante y con varias incriminaciones. En este segundo mail, Gallagher exigió 50.000$ por las discrepancias con el RNG y si su demanda no era satisfecha viajarí­a a la sede de la empresa y textualmente «golpearé en la cabeza a todas las personas con las que me cruce» dijo Michael. «Espero que me tomen en serio, porque juro por Dios que voy a hacerlo«, añadió Gallagher en su mail. «Tendré mi venganza. He planeado esto durante seis meses. Es lo que me hace dormir por la noche. Me quedo dormido pensando en lo que voy a hacer y con mucho gusto tendré una sentencia de por vida por ello. Créeme, va a ser mi mejor momento. 50.000$ en mi cuenta o todos muertos«, usaba como cierre del mail el jugador británico.

Tras esto, la empresa se puso en contacto con las autoridades y pesa a que Gallagher envió un mail a la mañana siguiente pidiendo disculpas por sus declaraciones y que habí­a sido por culpa de la borrachera, las autoridades se personaron en su domicilio y se lo llevaron detenido por un presunto delito de extorsión.

Tras pasar algunos meses en una prisión, ante el juez Peter Fox Gallagher se declaró culpable de un delito menor, «Acto Malicioso de comunicaciones» ley de 1988, la cual, se aplica en Inglaterra y Gales y dice que es ilegal mandar cartas u otros artí­culos con el propósito de causar angustia o ansiedad. La pena por incumplir esta ley es de 6 meses de cárcel.

Este caso es un ejemplo de la noción que tiene la gente del anonimato por internet. Muchas personas en los foros o a través del mail tiene una actitud mucho más agresiva que si estuviera fí­sicamente cara a cara con su «oponente». En esta ocasión, a Michael le costó su libertad y una muesca en su historial delictivo.

Artículo anterior‘Marrajo’ se lleva el The Bigger 109$ 100.000 garantizado
Artículo siguienteOferta de la semana en Tienda10: Fichas de poker de cerámica