Inicio Articulos Cirsa Poker Tour Isla Margarita. Día 7. El regreso

Cirsa Poker Tour Isla Margarita. Día 7. El regreso

19

Nos juntamos en el lobby del Hotel a las 9:30. En un grupo es complicado mantener los horarios y salimos con el tiempo justo hacia el aeropuerto. Hay odds de no llegar. 70-30% aprox. AQ vs AJ, mas o menos…

Aún así­ nuestro AQ aguanta el tráfico y un corte de carreteras y podemos embarcar rumbo al aeropuerto Simón Bolivar de Maiquetí­a, primera escala.

Estuve tentado de darle las fichas de Periquillo al piloto, para tener buen viaje, pero el resto del grupo no me dejó, no sé por que…

cabina piloto

Las vistas desde el aire son impresionantes. El paí­s es hermosí­simo y está plagado de recursos naturales. Pero no se explotan. La corrupción a todos los niveles y la cultura de trabajar lo mí­nimo posible hacen que el paí­s no pueda avanzar. Hay tanto dinero suelto que, en general, el venezolano no se esfuerza. Este año hay elecciones, a ver si les cambia la suerte a esta buena gente…

vistas varias

Vemos unas diminutas estelas que dejan los windsurfistas. Nos han quedado tantas cosas por hacer… El atardecer en la Bahia de Juan Griego, la visita a la peña madridista, ir de compras (ropa y textil un 60% por debajo del precio de España), las islas…

Aterrizamos en Maiquetí­a sin problemas. El nombre de la ciudad donde está el aeropuerto seguro que se lo puso uno que, al llegar no paraba de decir: Maaa… que tia… al ver pasar a las féminas locales…

Vale, vale, la semana está pasando factura mental…

Me contaron que hay hasta micro-créditos para operarse las bufas. Así­, cualquier trabajadora con un sueldo medio que quiera, puede colocarse un buen par por la módica cantidad de 1.500$, que puede pagar cómodamente sin que se resienta su economí­a familiar.

Nos paran dos veces agentes de la Guardia Nacional, de la brigada antidroga. Muy buena pinta, la verdad, no hacemos. Una vez nos preguntan directamente: «¿Llevan drogas?». Dan ganas de responderle: «Pues no, querí­amos llevarnos lo que sobrara, pero ya nos lo atizamos todo…». Pero esta gente no parece gastar sentido del humor y ya hemos descubierto que el doble sentido y la ironí­a no forman parte de la cultura humorí­stica del paí­s.

Pasando un control de maletas cogen a la mitad del grupo para pasar por un escaner anti-droga. Vaya obsesión. Mientras no nos hagan análisis de orina o sangre, insiste alguno del grupo… Le vuelvo a recordar que no pillarán la ironí­a y que pasar uno de esos supone perder el avión y que 24 horas en ese aeropuerto puede ser un auténtico infierno. «¿Nos meterán un dedo por el culete?» Ahí­ me entrego y le respondo: «Si, pero te dan mordisquitos en la oreja, para que no sea tan desagradable…» Por la cara del Guardo Nacional deduzco que estamos a un flip de pasar a un cuartito privado y rezo para que no salga ni su A ni su K. No tiene pinta de usar guantes de látex…

Por suerte, el escáner no da ningún bulto raro y nos pasan de nuevo al control de maletas. Tanto ponerse y sacarse los zapatos es agotador. Me quedan menos fluidos internos que a Tutankamon…

Nos queda una hora para salir y paseamos por el aeropuerto, tras pagar las tasas de salida, 190 crasti bolos, 23 euros. ¿Por qué no los incluyen en el precio del billete? Reducirí­a la sensación de República bananera.

Hasta las maniquí­s de las tiendas parecen operadas…

maniqui

Carteles como este, por todas partes, da una idea de que no es una buena ocurrencia tratar de sacar mandanga del paí­s por esta ví­a…

cartel drogas

Al subir al avión, el dí­a languidece. Una bella metáfora del fin de una semana inolvidable.

dia languidece

Ni me entero del viaje. Me tocaron dos asientos y pude enroscarme y dormir. Mal, pero todo el rato. Me desperté para la cena y el desayuno y seguí­ durmiendo. La misma historia que de Madrid a Coruña. En Barajas repasamos las anécdotas de los últimos dí­as con Quique y Paquirrí­n, dos cracks.

Personalmente he aprendido muchas cosas estos dí­as. De Venezuela, claro, pero también de poker y de convivencia. Estar en medio de personalidades tan marcadas como las de Santi Torres, Juan Maceiras, Chema Felices, Luis Rodrí­guez y César Martí­n hace que haya que tener buena mano izquierda para que todos se lleven bien. Plí , Javier y Vincent y Quique son más dúctiles. Yo me llevo bien con todo el mundo que quiera, ya lo sabéis. Creo que me voy con la nómina de amigos ampliada.

Tengo muchí­simas ganas de ver el resultado de Jorge Plí  y Javier Iriarte, de pokertve.com. Estuve echándole un ojo por encima a lo que estaban montando y tiene muy buena pinta. Lástima que no estuvieran con el equipo al completo desde el primer dí­a. Con Plá puedes ir a cualquier parte del mundo, imagino. Pero en Margarita es un guí­a excelente. A ver cuando podemos disfrutar del video final.

Y no me cabe ninguna duda que tardaré poco en volver a la Isla. Con que me traten la mitad de bien que está vez, me doy por satisfecho. Muchas gracias a todos los que habéis hecho que esta semana sea inolvidable.

Artículo anteriorJornada final de febrero de nuestras Ligas Privadas en Titan Poker
Artículo siguienteTony Parker nueva imagen de BetClic