Inicio Jugadores de poker La fortaleza mental del Ave Fénix

La fortaleza mental del Ave Fénix

25

Ben Tollerene «Bttech86» ha sufrido un auténtico suplicio en los últimos tiempos. Viktor Blom «Isildur1» se cruzó en su camino en las mesas de Pot-Limit Omaha 500$/1.000$ de Full Tilt Poker y por poco arde Troya.

Blom llegó a arrebatarle 1,7 millones en menos de 6 horas, pero gracias a una extraordinaria fuerza mental, el estadounidense resurgió de sus cenizas y consiguió devolverle el golpe al sueco. Las enormes pérdidas, en vez de hundirle moralmente le ayudaron a «llegar a otro nivel de resistencia mental y control emocional».

«Estaba jugando muy bien la noche en que perdí­ 1,7 millones. Tuve algunos momentos de estrés muy intenso, pero se desvaneció rápidamente y pude seguir jugando lo mejor posible».

A pesar de jugar muy bien, las cartas se estaban volviendo en su contra y no habí­a manera de sacar partido a su juego. Finalmente, decidió dejar de jugar tras acabar con el saldo de su cuenta, a pesar de que un amigo le ofreció hacerle una transferencia. Prefirió descansar y repasar con la almohada todo lo que habí­a ocurrido.

El poker es un juego de habilidad, pero en ocasiones la varianza puede ser muy cruel. Aun así­, este tipo de cosas siempre suman a la hora de mejorar como jugador.

«Mi autoestima como jugador de poker no está dictada por la cantidad de dinero que gane o pierda, ya que a menudo eso está fuera de mi control. En la medida de mis posibilidades, pongo todo el énfasis en las cosas que están bajo mi control: estrategia, ejecución, control mental y así­ sucesivamente. En realidad, estaba contento con mi actuación. Tuve la oportunidad de volver al dí­a siguiente, llevar a cabo mi estrategia de nuevo y tener éxito».

Gracias a esa calma y a su buen hacer, consiguió devolverle la jugada a Blom y al dí­a siguiente le quitó 1,5 millones. «Llevé a cabo mi rutina diaria y me funcionó. Cené con Phil Galfond, estudiamos mi plan de juego juntos y seguí­ adelante. Estoy muy orgulloso de mí­ mismo por cómo gestioné una pérdida tan grande».

Tollerene es un gran jugador y está recogiendo los frutos de su trabajo. Gracias al ensayo-error, al análisis de su juego y a su gran fortaleza mental ha conseguido reponerse de semejante varapalo y volver a la senda del triunfo.

El caso de «Isildur1» es totalmente diferente. Lo de ganar o perder millones de dólares en unas pocas horas es su pan de cada dí­a. Su cabeza no funciona como la del resto de los humanos y su fortaleza mental es a prueba de bombas. No hay mejor artificiero que él, así­ que no tiene ningún problema en desayunar napalm y cenar bombas atómicas. Tollerene no es así­ y eso quizá haga más meritoria su gran fortaleza mental.

Artículo anteriorNoche europea de futbol por 1€
Artículo siguienteClase práctica y torneo especial en la Escuela eFortuny Poker