Inicio Actualidad de poker El bancaje: el lado oculto del poker profesional

El bancaje: el lado oculto del poker profesional

47

Los bancajes han estado a la orden del dí­a en el poker desde tiempos inmemoriales, pero últimamente es una práctica mas habitual que nunca.

En el Main Event de las World Series of Poker del año pasado participaron unos 6.600 jugadores y se calcula que la mitad de ellos jugaron bancados. En estas series se entregaron 64 millones de dólares en premios y muchos de ellos fueron a parar a manos de los inversores.

Hay quien cree que esta práctica puede desvirtuar el juego y dar lugar a collusion, pero la organización de las WSOP® no lo cree así­ y ni siquiera tiene una normativa al respecto. No hace falta y estoy de acuerdo con ellos. Hay muchas cámaras cubriendo la acción y la audiencia puede ver lo que ocurre en cada mesa. «Las cartas y la manera en que los jugadores las juegan son las que te dan las respuestas», dice Seth Palanski.

Los bancajes minimizan la varianza y alargan la vida en activo de los jugadores. Faraz Jaka es uno de los que están a favor de los bancajes. Hay muchos jugadores que tienen bancados a 20 ó 50 jugadores, pero Jaka prefiere un número más reducido de entre 2 y 5 y tiene un socio financiero que se encarga de hacer un seguimiento de los resultados y de cerrar los tratos. Ahora mismo tiene en nómina a jugadores de Thailandia, Costa Rica, Polonia y Ukrania y además de bancarles ejerce de tutor y comparte con ellos sus conocimientos y sus estrategias.

Jaka recuerda que en 2012 coincidió en el Main Event de la PokerStars Caribbean Adventure con uno de sus bancados. Pasaron al último dí­a como 1.º y 2.º en fichas y coincidieron por primera vez en la misma mesa, pero eso no hizo que cambiasen su manera de jugar. Hace falta disciplina para no dejarse influir por tus inversiones, pero en eso consiste también la vida de un jugador profesional. Ambos jugaron al 100% y Jaka acabó 3.º, por encima de su pupilo, y se llevó un premio de 700.000$.

Los bancajes se pueden formalizar con un contrato o con un simple apretón de manos. Hay bancajes para torneos especí­ficos y los hay que venden una parte muy pequeña de su acción, pero en los que implican un seguimiento a largo plazo, como los de Faraz Jaka, se suele pagar los buy ins de toda la temporada a cambio de una cuota entre el 50% y el 70% de las ganancias conseguidas. Si el bancado no consigue beneficios, normalmente le devuelve los buy ins con sus ganancias futuras.

Otro de los que está muy familiarizado con los bancajes es Daniel Negreanu. En las WSOP® de 2011 invirtió unos 2 millones de dólares en 10 jugadores y reconoce que cuando le tocó jugar contra ellos lo hizo «tan duro como lo hago contra alguien a quien ni siquiera conozco». La experiencia le salió mal y perdió en torno a la mitad de la inversión porque, según él, algunos no jugaron con la seriedad necesaria ni trataron el dinero como si fuese propio. Ahora sólo tiene a dos jugadores bajo su mecenazgo.

El riesgo está ahí­. No tiene mucho que ver la habilidad de los jugadores con las cartas con su habilidad para escoger a los bancados. Aun así­, sigue siendo una buena manera de minimizar la varianza. Tal vez sea mejor centrarse en el bancaje online, donde se puede jugar más eventos por menos dinero.

Artículo anteriorCésar Melio encabeza la general de la Liga Poker10 La Toja
Artículo siguienteJason Comtois se alza con la victoria en el WPT: CSC