Inicio Actualidad de poker Bahamas echa el telón con pacto y Shylko campeón en el PSPC,...

Bahamas echa el telón con pacto y Shylko campeón en el PSPC, y picas para Comerón y Favelita

Por supuesto, Ramón colillas estuvo en el plató para hacer oficial el cambio de campeón en el PSPC, entregándole el trofeo al bielorruso Aliaksandr Shylko.

895
Ramon Colillas - Aliaksandr Shylko

La mesa final del Pokerstars Players Championship no va a ser recordada como la más técnica de la historia, ni de este año. A lo mejor, ni la de este mes. Pero la emoción que desprendió sí que fue épica.

La desorbitante cantidad en juego puede que hiciera mella en los seis participantes, pues se cometieron errores nada sutiles, y muy relevantes para la clasificación final.

Nacho Barbero, el más experimentado de los presentes, disponía de una notable ventaja en fichas, pero la dejó escapar por no prestar atención a la mesa y perderse una subida previa en una mano que pensó que le llegaba limpia a SB. Separó fichas, un cuarto de su stack, para obligar a foldear a la ciega grande con 93s, y se aprestó a recoger las ciegas. No le dejaron, obviamente.

Al argentino le afectó demasiado su error, y mostró una incomodidad en la mesa que transmitió a sus rivales y que le llevó a caer en cuarta posición ( 1.551.300$).

En el vídeo también se puede observar un fold muy disciplinado de Niclas Thumm, que pese a su cautela y a que Philippe Pizzari le regaló un showdown, acabó sexto. En una guerra de ciegas, el brasileño limpeó con 74s. Pizzari apostó con tercera pareja en Q84 y decidió no convertirla en farol ni en turn ni en river, que fueron otra Q y una J. Thumm enseño KT y el carioca envió su parejita ganadora al mazo.

Este barato desliz no influyó tanto en Pizzari, que fue uno de los tres jugadores que se sumó a la discusión de un pacto en cuanto Barbero abandonó el set de televisión.

Se procedió al reparto de los premios y quedaron fuera 300.000$ y el trofeo, que fue a parar a manos de Aliaksandr Shylko, que sí que intentó jugar siempre por el libro. «Creo que todos me odian porque estaba preguntando constantemente el tamaño de los stacks. Quería ser lo más preciso posible. Me ha llevado mucho trabajo, y me daré cuenta de lo que he hecho dentro de una semana. O más«.

La última mano, la única que se disputó en el heads-up, sí que fue dignísima de un evento de relevancia mundial. Shylko llegó al showdown con full house y Max Menzel con escalera, después de acabar all-in en el river.

Solventado el drama, los resultados que arrojó la jornada final del PSPC fueron los siguientes.

  1. Aliaksandr Shylko 3.121.838$*
  2. Max Menzel 2.859.990$*
  3. Philipe Pizzari 2.524.871$*
  4. Nacho Barbero 1.551.300$
  5. Pedro Marques 1.251.500$
  6. Niclas Thumm 1.001.200$

Los últimos compases de la PCA Bahamas han dejado bastantes más notas de interés, que resumiremos con pases muy cortitos y al pie.

  • Mario Navarro solo ganó un puesto en la final del HR 25k$ y acabó el 16º (66.600$). El torneo se lo llevó el búlgaro Ognyan Dimov (990.665$).
  • Adrián Mateos fue el bubble boy del SHR 100k$, que acabó siendo otra muesca más en la culata del revólver de Ike Haxton (1.555.360$), el jugador más en forma de 2023, con 3.744.740$ en premios este enero.
  • Sergio Aido hizo caja de 51.500$ con un quinto puesto en el último 10k$ del festival.

Los españoles consiguieron tres picas en Bahamas, las dos últimas este finde.

David Comerón se llevó una después de pactar con el británico Lucas Khass en un 330$ rebuys (1º, 6.361$), y Adriá Díaz se impuso for the glory en el PCA #61 Hyper-Turbo de 1k$ (1º, 8.360$).

Por último, la ajedrecista y streamer Alexandra Botez, que fue rival de Ramón Colillas en la primerísima mesa televisada de este PSPC, también ha ganado su primer torneo de póker en vivo en este PCA.

Y hasta aquí todo lo que ha dado de sí la resurrección de la PCA, excelente en organización, producción y generación de contenido para toda la audiencia del póker, pero por debajo de las previsiones de asistencia. Bahamas era la parada no oficial de Pokerstars Live en Estados Unidos y el público estadounidense sigue receloso del enclave caribeño.

 

Artículo anteriorSam Greenwood gana el 250k$ de la PCA, arranca el 100k$ y Mario Navarro busca la épica en el 25k$
Artículo siguienteDrixmanix abre otra presumible avalancha de Expressos millonarios este febrero en Winamax