Inicio Actualidad de poker Artur Martirosian rompe el empate con Astedt y Addamo y logra su...

Artur Martirosian rompe el empate con Astedt y Addamo y logra su sexta victoria en los Super Million$

Michael Addamo y Niklas Astedt estarán ahora lamentando la cantidad de oportunidades que le dieron al ruso para superarles, incluidas las que ellos mismos desaprovecharon para aumentar sus cifras.

542
Artur Martirosian [Foto: PokerNews]
Artur Martirosian [Foto: PokerNews]

Los Super Million$ de GGPoker alcanzaron ayer un nuevo hito en su historia al coronar a su primer séxtuple campeón, el ruso Artur Martirosian.

La maldición del sexto título se ha extendido a lo largo de meses y ha afectado a los tres jugadores que compartían el liderato en la clasificación de victorias en el torneo.

Michael Addamo fue el gran dominador del torneo estrella de GGpoker en sus inicios. El crack australiano obtuvo tres triunfos en el plazo de seis meses, y en enero de 2022 ya había firmado su quinta victoria, un dato que por aquel entonces parecía inigualable.

Empero, a Addamo le salió un fiero adversario en el especialista sueco Niklas Astedt. Addamo ya ostentaba cuatro triunfos en sus vitrinas cuando «Lena900» recibió su bautismo en los Super Million$. Niklas completó el pentacampeonato en un plazo inferior a un año, y se aprestó a adelantar a Addamo a partir del 5 de abril de 2022. Artur Martirosian, que ha sido el más regular de todos, fue capaz de adaptarse a última hora al ritmo sobrenatural de Astedt, y no tardó ni un mes en convertir el liderazgo del palmarés del torneo en un triunvirato.

Así fue como nació la maldición del sexto título, que ha empujado a meses y meses de ostracismo a los tres grandes dominadores históricos de los Super Millon$. Los tres, pero Astedt y Martirosian en especial, han desaprovechado numerosas oportunidades de romper el empate, pero no ha sido hasta ayer cuando finalmente los Super Million$ vuelven a tener un rey indiscutido.

Martirosian tuvo que dejar a rivales en una gran forma, como atestigua la racha de mesas finales de Thomas Mühlöcker, que esta semana también ganó el Titans Event de Pokerstars.

El austriaco perdió medio stack con trío contra escalera y acabó condenado a la novena plaza por un terrible bad beat, su peor resultado en las cinco mesas finales que ha jugado en las últimas 10 semanas -¡14 FTs en total en la segunda temporada!-.

Realmente no había ningún jugador desconocido para la audiencia en la mesa. Roman Romanvsky y Dominikas Mikolitis pagaron el pato porque la inercia de la partida, con Matthew Stumpf y Martirosian muy activos con los bigstacks, castigaba a los shortstacks. Pero tanta actividad también abría la oportunidad a jugadores como Eelis Parssinen para obtener varias dobladas a través del jugador canadiense.

Stumpf aguantó mientras Lev Gottlieb perdía un cooler contra Martirosian y luego dio una clase magistral de juego shortstack para evitar que Parssinen, spaise411 y Martirosian se jugaran el torneo en mesa de tres. Su esfuerzo, de casi una hora, no tuvo mayor recompensa económica, pero sí que influyó decisivamente en que «spaise411» y Martirosian fueran los que llegaran a un HU completamente igualado con un stack efectivo de 50bb.

La partida se podría haber alargado, pero harto de no haber ganado ni una sola mano desde que empezó el cara a cara, «spaise411» intentó robar un bote en una mesa muy cargada de cartas altas con un farol en el river. Martirosian halló un complicado call con top pair y un blocker para romper la maldición del sexto título.

Artículo anteriorAudiencia masiva en Live at the Bike por el regreso de Robbi Jade Lew y el tildazo de Phil Hellmuth
Artículo siguienteLos inicios underground de Sam Grafton, la última estrella del Team Pro de Pokerstars