Inicio Actualidad de poker El Aria volverá a acoger la Super High Roller Bowl en 2017

El Aria volverá a acoger la Super High Roller Bowl en 2017

62

La Super High Roller Bowl cumplirá en 2017 su tercer año de vida, extremo confirmado por sus máximo responsables, el staff del canal temático de televisión Poker Central.

No habí­a dudas reales sobre la vuelta de este torneo en 2017, pese a los problemas por los que han pasado algunos de sus impulsores. Poker Central ha tenido que abandonar su proyecto de ser un canal dedicado a emitir 24 horas diarias de poker, pero su nuevo plan de negocio se basa en producir y ofrecer cobertura de grandes eventos, y la SHR Bowl es su ojito derecho. Y qué decir del posicionamiento del Aria en el circuito de los Super High Rollers. Organizan uno cada dos semanas, y el SHRB es un caramelo para ellos.

El año pasado, la SHRB adoptó un buy-in de 300.000$ y un tope de 49 registros. Con 300.000$ aportados por los patrocinadores se alcanzaron los 15.000.000$ en premios, convirtiéndolo de hecho en un evento con rake negativo.

La nota de prensa que salió la madrugada del martes podrí­a haber sido perfecetamente un corta y pega de la del año pasado. Tan solo hay una pequeña, casi indiscernible discrepancia matemática. Este año se vuelve a hablar de siete mesas de siete jugadores, pero se anuncia un tope de 50 registros, uno más que el año pasado.

La explicación es sencilla, si bien no demasiado explí­cita en la nota oficial. El Aria se reservó 14 asientos para invitar a jugadores no profesionales y/o celebrar satélites en su casino en 2016, y la organización completó la bolsa con el equivalente a una entrada puesta por los sponsors. Para la edición de 2017, el Aria se reserva una 15ª entrada, que está destinada a dar cabida en el torneo a una celebridad, sin especificar el ramo en el que este invitado se ha labrado su fama. No tenemos ni idea sobre quién podrá ser, aunque Poker Central retuiteó ayer una foto del mandamás de la poker room del Aria con el ex-jugador de la NBA Paul Pierce, que ya jugó en algún Main Event de las WSOP que otro.

Todo lo que estamos hablando sobre premios y bolsas varias está supeditado a que haya suficiente demanda de asientos, pero eso es algo que, en principio no deberí­a suponer una preocupación, como bien sabe el ya mencionado Director de Operaciones del Aria, Sean McCormack.

El año pasado se vendió todo en dos semanas, con un notable adelanto al comienzo del torneo. Fue un evento muy emocionante tanto para los jugadores como para el público que asistió al torneo, y anticipamos que este año de nuevo será una SHRB muy exitosa.

No parece andar muy desencaminado, la verdad, a juzgar por la reacción de alguno de los habituales del circuito de los Super High Rollers.

La nómina de ganadores de la Super High Roller Bowl está compuesta, hasta el momento, por Brian Rast (2015) y Rainer Kempe (2016). En 2017, habrá nuevo campeón.

Artículo anteriorLas WSOP 2017 se centran en petar el Rio los fines de semana
Artículo siguienteTercer combate de la Liga Poker Fighters de enero