Inicio Actualidad de poker Ali Imsirovic admite su culpa en las multicuentas, pero se defiende de...

Ali Imsirovic admite su culpa en las multicuentas, pero se defiende de otras acusaciones

Un poquito de confesión -jugó con múltiples cuentas- y un mucho de refutaciones ante las acusaciones de ghosting, colusión y uso de herramientas de asistencia en tiempo real, en un vídeo subido al canal de su esposa.

427
PokerGO

Ali Imsirovic ha roto su silencio, y tras años de ser señalado y repudiado por la comunidad a raíz de su expulsión de la sala GGPoker, ha querido dar su propia versión de los hechos, un poco más honesta de lo esperado.

La esposa del jugador estadounidense de origen bosnio acaba de abrir un canal en Youtube, un vlog sobre póker en vivo al que le pueden venir de maravilla unas docenas de miles de visitas como la que ya ha alcanzado el vídeo con la confesión de Ali, pues de eso se trata. El ex-número uno mundial, consideración que le fue otorgada como líder tanto en el GPI como en el PokerGO Tour ha reconocido por fin que se creó varias cuentas en la sala y que el ban que le impuso el operador era merecido.

Ali va al grano.

«He decidido hacer un vídeo sobre todas esas alegaciones de que hice trampas y hablar claramente sobre aquellas que eran verdad.

Durante el confinamiento, GGPoker aumentó su ya sobrecargado lobby de High Rollers, lo que generó una cantidad de acción enorme en este tipo de torneos online…

Jugábamos una cantidad de buy-ins verdaderamente absurdos, a diario, y acabé cometiendo un error, un craso error, y empecé a jugar con multicuenta. Duró cuatro o cinco meses, y luego paré«.

Ali dice que empezó a jugar en varias cuentas porque sabía que había muchas trampas en el lobby, gente compartiendo pantalla, colusión, e ideó su propia estrategia como método de defensa.

«Eso no es excusa. Había jugadores que se comportaban como debían y que no se merecían que yo les hiciera eso. Mi mas sinceras disculpas a los David Peters, Ike Haxtons y Nick Petrangelos del mundo

Después de pensárselo, quemó sus cuentas y siguió jugando sin hacer trampas un par de meses hasta que GGPoker le incluyó en una lista de 82 usuarios que fueron expulsados de la sala. Intentó que le devolvieran su dinero porque tenía entendido que la ola de baneos se debía al uso de unas tablas preflop que nadie entendía que fueran una asistencia en tiempo real, como podía ser un solver, pero en cuanto la sala le contestó que a él se le castigaba también por la multicuenta , desistió en el intento.

«El póker en vivo estaba empezando a volver, y me refugié en él jugando todo lo que podía. Dejé de jugar online, básicamente escapando de mis errores. Muchos pros me mandaron mensajes que me preguntaban por cosas horribles que habían oído sobre mí, y yo me obcequé, intentando demostrar mi verdadera valía en el póker. Otro error, ahora me doy cuenta de que debí admitir lo que hice mucho antes«.

Seis minutos de lo que es cierto y el resto del vídeo sobre lo que no es, según esta versión.

Los peores momentos para Imsirovic llegaron a raíz de un tuit de Alex Foxen que le acusaba de intentar mirar las cartas de sus oponentes, según unas imágenes de un streami en directo.

Ali explica cómo busca tells en vivo, y que por respeto a Paul Phua, que es un recreacional, y para relajar un poco la concentración máxima que pone en su juego, cuando le tocaba actuar a él miraba hacias sus cartas, para ver cuando las foldeaba o las guardaba, para seguir la acción del juego.

Foxen pasó casi a continuación a relaciona a Imsirovic con las asistencias en tiempo real y el ghosting, el uso de las cuenta de otros jugadores, dando lugar al mayor drama del póker postpandemia junto al de Robbie Jade Lew y el famoso J4.

Pokerstars le prohibió jugar en sus circuitos, y era mal visto en muchos escenarios.

«He llegado a un acuerdo para terminar mi relación con todos los jugadores de mi establo. Desde hace meses, el único póker que juego es cash en vivo. Me dedico a dar coach, que me encanta, tengo a la venta un par de cursos de cash y si alguien insiste en acusaciones como el ghosting y demás, quiero que se sepa que es absurdo y que hace mucho tiempo que ni siquiera tengo a nadie al que manejar la cuenta o con quien hacer ese tipo de trampas, y en aquel entonces estaba todo el tiempo de viaje, y todo lo que hacía con mis caballitos eran sesiones de estudio en grupo. No tenía tiempo para otra cosa.

Las acusaciones de usar herramientas prohibidas son absurdas. Todo el mundo sabé a qué jugadores tenía bancados, saben sus nicks y de todos solo uno tiene realmente buenos resultados. Hay un par que bueno, pueden pasar, y el resto o eran break even o perdían. Es estúpido pensar que teníamos un grupo organizado para hacer trampas