Inicio Actualidad de poker Alfonso Timoteo agranda la leyenda de los españoles y la suya propia...

Alfonso Timoteo agranda la leyenda de los españoles y la suya propia en el L.A. Poker Classic

El L.A. Poker Classic puede haber perdido mucho de su glamour, pero hay que respetar lo bien que se ha portado últimamente con nuestros jugadores.

196

El L.A. Poker Classic es uno de los festivales más históricos de Estados Unidos, todo un clásico de la ciudad de Los Ángeles.

Su primera edición se remonta a 1992, cuando nació en el Casino Commerce como alternativa a la oferta veraniega de Las Vegas. No fue una de las más brillantes ideas de la industria, y al año siguiente adelantó su fecha de comienzo a febrero, con una edición celebrada en el Bycicle. Fue en 1994 cuando alcanzó su actual composición, jugado en invierno y en el Commerce.

El WPT

El World Poker Tour incorporó su evento principal de 10.000 $ de entrada a su programa anual como parte de la primera edición del circuito. Sirvió de rampa de lanzamiento para la carrera de grandes campeones como Gus Hansen, Antonio Esfandiari o Michael Mizrachi, y fue escenario de grandes hitos del circuito como la primera victoria de Phil Ivey en el WPT o el fin del gafe en vivo del mayor ganador en torneo online de su momento, Chris Moorman.

Para despedir la década, sin conocer lo que le esperaba a la industria y al mundo en general, el LAPC programó su festival más ambicioso, con torneos que abarcaron desde el 7 de diciembre de 2019 hasta el 4 de marzo de 2020.

Su mesa final se aplazó con idea de trasladarla al verano y jugarla en vivo en el HyperX como parte de la concentración que el WPT suele preparar para la televisión al inicio de la sesión pokerística de verano en Las Vegas. Un aplazamiento de dos meses tardó bastante más de un año en poder completarse

El sitio de honor del LAPC en la escaleta del WPT fue respetado durante más de década y media, hasta que la pandemia obligó a hacer borrón y cuenta nueva y la Costa Este se convirtió en el punto fuerte del nuevo calendario.

Españoles en el LAPC

Durante la edición de 2018,  Manuel Martínez nos dio la enorme sorpresa de meterse en la mesa final de uno de los WPT más prestigiosos.

Anteriormente, solo Carlos Mortensen había sido capaz de acabar en el top 10 del L.A. Poker Classic, eso sí, en tres ocasiones distintas –10º en la edición original de 2003, 9º en 2010 y 3º en 2011-.

Manuel Martínez (6º, 186.235 $) pudo jugar solo seis manos frente a las cámaras antes de caer a manos del futuro campeón Dennis Blieden.

Poco podíamos sospechar que estábamos al inicio de una era dorada del póker español en este evento. Al año siguiente, en 2019, Paul Fontán perdió un flip de 10bb contra David Baker «ODB» para acaber a solo dos puestos de la mesa final televisada, pero cumplió llegando a la mesa final oficiosa (8º, 122.870 $).

El 18 de mayo de 2021, después de esperar 14 meses para defender las 56bb que le situaban cuarto en la clasificación provisional, Ka Kwan Lau pudo por fin jugar su mesa final en el WPT.

La partida se desarrolló durante 93 manos con un Kaju casi inédito, hasta que Matas Cimbolas le ganó de bad beat en guerra de ciegas con un Q7 pusheado de cara contra el AJs que se encontró el español en la BB. (5º, 243.300 $).

El L.A. Poker Classic regresó como festival independiente en marzo de 2021, incluso antes de que el WPT utilizara su nombre por última vez, con una edición reducidísima encajada en 10 días de competición, pero con su buy-in de 10k $ intacto. Se presentaron tan solo 69 jugadores, pero no faltó Paul Fontán para mejorar su marca anterior y llegar a pisar el podio (3º, 92.100 $), en la cuarta edición consecutiva con finalista español.

La racha se cortó en 2022, pero había una manera de reparar el fallo, y era meter a dos españoles juntos en la siguiente FT. Los encargados de completar tan dulce penitencia en la edición de 2023 fueron Raúl Martínez (4º, 145.350 $) y Alfonso Timoteo (3º, 195.960 $).

Y en 2024… ¡back to back!

El L.A. Poker Classic vio frenada su progresión fuera de la burbuja de protección del WPT y perdió jugadores por primera vez desde la pandemia. La progresión en años anteriores había sido de 69 a 119 y de ahí a 181 participantes, pero este año ha caído a 139.

Solo 18 de ellos cabían en premios y Alfonso Timoteo volvía a estar entre ellos. La eliminación del campeón de 2022 Huy Lam dio paso a una mesa final en la que tenía cabida, por segundo año consecutivo, el jugador español, flanqueado por el campeón del WPT Taylor Paur, la leyenda Billy Baxter y dos reputados regs, Nick Grippo y el David Baker más joven.

El blog del Commerce nos cuenta como Alfonso abrió la última mano antes del descanso, y Grippo, en vez de hacer una visita al baño, se quedó a ver el flop desde el botón. Timoteo dividió su stack de 40bb en tres partes para atacar el flop K96 rainbow, el A del turn y el 7 del river. Grippo tenía el cazafaroles preparado con las dobles A9 que ligó en turn, y de hecho le hubiera servido sin ligar porque Alfonso tuvo que bajar QJ. (4º 108.710 $).

Grippo acabó pactando el HU con Wesley Haymond (1º,  279.450 $), pero se quedó sin tofeo al ser derrotado por su rival

Artículo anteriorSonnyFranco1 recibe el premio del Battle Royale, el mejor dotado de la sesión del miércoles en Winamax
Artículo siguienteUnaisanch304 nos recuerda que hay un festival en marcha en PokerStars, las Carnaval Series