Inicio Promociones y torneos exclusivos La agresividad y la alianza con la suerte llevan al triunfo a...

La agresividad y la alianza con la suerte llevan al triunfo a Diego479

245

35 jugones se dieron cita ayer, domingo 20 de enero de 2008, en Unibet Poker para luchar por un premio de 225 euros y tres maletines para los tres primeros clasificados. El vencedor fue Diego479, tras una dura lucha HU con Quijota (Charliala). La tercera maleta de fichas fue para nuestro querido Agustí­n (Aivhti en la comunidad de PKPQ).

La crónica del torneo empieza con un cariñoso recuerdo para el burbujeado: en esta ocasión fue Jairo.

El 10.º puesto fue para Fic277, quien con su caja casi consumida igualó a la desesperada con 97 una sólida subida de Agustí­n con AK.

El siguiente en caer fue riter76, quien se enfrentó all-in con QJ a Camarus, que tení­a AT. El As en el flop confirmó la eliminación de riter76 en 9.º lugar.

En el 8.º puesto acabó Kosulol cuyo KT fue dominado por el KJ de Quijota.

El mismo Quijota eliminó después al 7.º clasificado, ppepelu, con KK contra AK, incrementando considerablemente su big stack y consolidándose como chip lí­der.

Diego479, claramente short-stacked comenzó a ganar fichas robando tres manos en una serie de diez. Esta fue una de las claves posteriores de su triunfo, ya que los robos le permitieron ir subsistiendo, pese a su limitada caja, durante las próximas rondas.

El 6.º puesto fue para pedrokl quien subió cuatro ciegas con TT, Quijota le resubió all-in con AtKt y pedrokl le igualó. El turn dio a Quijota un proyecto de color con cuatro cartas y el river fue el out definitivo: un As.

Diego479 siguió poniendo en práctica su estrategia de robos con short-stack. Intentó robar con A6. Quijota le leyó el intento de robo y le hizo un call loose con A9. El all-in de los que serí­an los contendientes del HU final acabó, pese a la dominación, en un bote compartido, al dar el river doble pareja en mesa… La suerte estuvo de parte del campeón. En la mano siguiente, Diego siguió con la buena racha. Se enfrentó all-in con A9s contra Agustí­n, que tení­a KK. Las cartas comunitarias convirtieron las dos cartas suited de Diego en color y le hicieron ganar un buen bote. No obstante, Diego volvió pronto a estar short-stacked ya que atacó a Agustí­n con 99. Medio en tilt, medio cansado de los robos del rival, Agustí­n igualó con QT y una Q en el flop le permitió recuperar las fichas que habí­a perdido con los reyes. Diego no se desanimó y siguió agresivo robando ciegas con su short-stack. Quijota también aprovechó su big-stack para robar algún bote a los jugadores con stacks medios.

Unas cuantas manos más tarde, la jugada de la doble pareja en mesa salvó a Agustí­n contra Diego. Agustí­n subió cuatro ciegas, Diego le resubió all-in con AK y Agustí­n pagó con AT. Las cartas comunitarias fueron 8877 y blank. El kicker A repartió el bote. Manos después Agustí­n volvió a ponerse bien de fichas tras ganar a Camarus con TT vs 77. Y Diego recuperó terreno a costa de checho72 con KK vs 88.

La mala fortuna hizo terminar a checho72 en 5.º lugar ya que jugó all-in con AQ y Camarus pagó con A8, saliendo 8 en el flop.
Al entrar en la lucha de la burbuja de los maletines, Quijota era claramente chip leader, con 17.000 fichas, duplicando al segundo, que era Camarus.

Diego siguió siendo el jugador más activo de la mesa. Camarus limpeó desde el UTG sospechosamente, Diego pasó. Un flop peligroso, 533, arruinó el juego lento de Camarus en el river. Con su trí­o, Diego consiguió un buen bote. No obstante, en la mano siguiente los dos mismos oponentes se enfrentaron all-in. Diego con 44 y Camarus con A8. Un 8 en el river condenó de nuevo a Diego a jugar short-stacked.

Quijota aprovechó en ese momento la lucha por la burbuja de los maletines para robar varias ciegas e incrementar su ventaja de fichas. Agustí­n y Diego también arriesgaron en este momento para robar ciegas y equipararse contra los rivales de stacks medios.

Tras unas cuantas manos sin acción post-flop, Quijota y Diego volvieron a enfrentarse all-in pre-flop. Quijota con KQ y Diego con 99. La Q en el flop puso en una delicada situación a Diego, pero la suerte estaba de su lado ayer y un 9 en el river evitó su eliminación. Tras este all-in, Quijota perdió otro contra Agustí­n, que intentaba robar con JTs. El AK de Quijota no sirvió para nada ya que de nuevo un riverazo en forma de T salvó a Agustí­n cuando ya se estaba prácticamente despidiendo. Esta jugada igualó los stacks de los cuatro contendientes en torno a las 11.000 fichas.

El torneo se convirtió en una lucha por las ciegas. Se sucedieron diversos ataques sin respuesta hasta que Camarus subió dos ciegas que vio Diego. El flop fue QQT. Camarus metió all-in y Diego, tras comentar «hoy estoy ligando mucho«, pagó la apuesta mostrando QT, full servido. De nada sirvió la J en el turn, que le dio escalera a Camarus. Diego se colocó con 16.000 fichas, dejando a su rival con 400 fichas, insuficientes siquiera para pagar el ciego grande en la siguiente mano. Jugando obligado por las ciegas, Camarus ganó las dos manos siguientes. Pero acabó eliminado por Quijota, quedando en 4.º lugar y sin maletí­n.

Manos después, el juego lento de Diego terminó con las opciones de Agustí­n. Diego completó desde la pequeña ciega con K8. El flop trajo una K y pasó. Agustí­n metió all-in con K2 y Diego pagó sin titubear para mostrar su kicker ganador. Agustí­n acabó 3.º tras realizar un gran torneo, presentando un estilo más loose-agresivo, que estoy convencido de que le dará mejores resultados (ya que dificulta mucho su lectura).

El HU comenzó con ligera ventaja para Quijota: 20.000 contra 15.000 fichas.

La agresividad pre-flop y en el flop permitió a Diego recuperar la ventaja y ponerse por delante. No obstante, Quijota reaccionó, incrementando también su agresividad. El heads-up se convirtió en un tiovivo de cambios de liderazgo.

La igualdad se rompió a favor de Diego tras ganar dos grandes botes. El primero, de 13.600 fichas, se lo llevó con un T gracias a una escalera en el river, habiendo cuatro corazones en la mesa (9cKcAcJcQd). Y el segundo, de 14.400, se lo llevó con un trí­o de J, en una mesa con cuatro diamantes (JcKd2tAd3d). Es extraño pero ninguno de los jugadores consiguió color en ninguna de las dos manos.

Tras el varapalo, Quijota se quedó con 4.000 fichas, que se fueron consumiendo hasta quedarse con 1.000. No obstante, la suerte le permitió volverse a poner con 5.000, tras ganar una mano en el flop y otra all-in con A7 vs 99, con A en flop.

Entonces, llegó la segunda pausa, con clara ventaja para Diego (30.000 vs 5.000). Durante el descanso, los jugadores y los mirones comentamos la táctica que habí­a de seguir Quijota para recuperarse y ganar el HU. La respuesta unánime fue actuar de forma muy agresiva para ganar dos all-ins seguidos.

Teniendo en cuenta la táctica comentada, Diego jugó con tranquilidad con la intención de elegir la mano con la que ir all-in. Quijota robó varias manos para ponerse con 6.500 fichas. Y recuperó terreno, consiguiendo doblarse con un color en el river, cuando Diego ya saboreaba el triunfo.

Diego prosiguió con su táctica agresiva para ganar varios botes pequeños, dejando a Quijota de nuevo con 5.000 fichas. En ese momento, Quijota intentó robar con K8, Diego pagó con A7, pero la K en el flop dio vida de nuevo a Quijota, quien volvió a subir en la siguiente mano a 16K.

Entonces, un trí­o de ases devolvió la ventaja a Diego, dejando a Quijota con 2.000 fichas. Pero dos colores seguidos ayudaron a Quijota a ponerse de nuevo con 6.000. No obstante, la resistencia de este terminó para dar el triunfo a Diego con la siguiente mano:

Diego completó la ciega grande desde el button con JJ. Quijota pasó con 97o. El flop fue Ts5s5d. Quijota se la jugó con all-in buscando el fold de Diego, quien igualó. El turn fue 8s y el river Kd, dando el triunfo a Diego.

He presenciado el 95% de las mesas finales de la Liga del Jugón, desde que comenzó, hace ya algunos años. No recuerdo ninguna tan emocionante, ni tan loca como la de ayer.