Inicio Resultados de poker Adrià Balaguer roza el cielo con la punta de los dedos

Adrià Balaguer roza el cielo con la punta de los dedos

181

 La primera mesa final de un jugador español en unas WSOP®, desde que Carlos Mortensen, en 2001, se llevara el Main Event, se merecía una noticia al margen de nuestro resumen diario, y precisamente eso es lo que aquí os traemos.

En 2007, Javier Etayo se quedó a un sólo puesto de «pisar» una mesa final en el Rio Hotel & Casino, al acabar 7.º en un torneo de 2.500$ Six-Handed, haciéndose con un premio de 55.236$. Hoy, Adrià Balaguer ha mejorado ese registro al firmar la 3.ª posición en el Evento #19: $1.500 NL Hold’em.


«chojjasd» casi se lleva un brazalete

El día comenzaba con el español en 5.ª posición de los 19 jugadores restantes, con un stack de 697.000 puntos, a cierta distancia del entonces líder, Gregg Wilkinson con 1.227.000 puntos.

Las primeras eliminaciones fueron llegando a un ritmo bastante «ágil«. Ya con tan sólo 11 jugadores llegó la primera mano importante para los intereses del jugador catalán. Adrià conseguía destrozar los dk hk de Cliff Goldking, con su d6 d7 en un flop d2 dq c8. El turn, daba el color que andaba buscando Adrià, al encontrar un d3. Fue ahí donde ambos jugadores acabaron con todas sus fichas en el centro. Afortunadamente, el river fue una blanca, en forma de c3 que le daba un bote de más de un millón de puntos, para escalar hasta el liderato de la tabla, a dos puestos de alcanzar la mesa final.

A partir de ese momento, Adrià empezó a abrir más menos, casi todas de hecho. Poco después, tuvo que aflojar un poco la marcha, al ver que se estaba encontrando muchos «3bet all-in» que le impedían robar las fichas que él pretendía.

En una de estas que decimos, las fichas que le había quitado poco antes a Goldking, fueron de vuelta a su stack. Ante el raise standard del americano, Adrià pusheó en ciega grande con ht s8 para recibir el «call» instantáneo de su rival con da hq. Las cartas de Adrià estaban vivas, pero no tardaron en «morir«. El board trajo sk dq s7 ct cq , de forma que nuestro representante, pasó del liderato, a verse apurado por finalmente colarse en la mesa final.

Poco después, con las eliminaciones de Jason Wheeler (11.º – 31.916$) e Ismael Bojang (10.º – 31.916$), Adrià conseguía su primer objetivo: meterse en una mesa final de un evento de las WSOP®. Entraba en ella con el segundo stack más corto de los nueve que todavía quedaban.

A partir de ahí, se limitó a seleccionar meticulosamente sus movimientos, sabedor que sus 20 ciegas no le dejaban mucho margen. Mientras tanto, vio como poco a poco, la mesa se iba vaciando, a medida que las eliminaciones rivales iban llegando.

Gary Burks (9.º – 41.145$) fue el primero en caer, en uno de esos «coolers» de los que cuesta escapar. Acabó con todas las fichas en el centro con su sa ck contra los ca da de Goldkind.

Poco después, llegó la mano que Adrià estaba esperando para doblar su stack. David Peters, desde la ciega pequeña, puso «all-in» a nuestro representante con su sk d8. Adrià miraba sus cartas, y al ver ha cq no tardaba ni medio segundo en aceptar la apuesta del rival. Para no sufrir, salió unos de esos flops que te dejan tranquilo: sa ct da. Tras esta mano, Adrià se colaba entre los cuatro primeros, con un stack de 1.5M de fichas.

Las eliminaciones continuaron llegando. El siguiente turno fue para el jugador más ilustre de esta mesa final: Barry Shulman, que estaba muy corto, caía eliminado en 8.º lugar por un premio de 53.669$, cuando empujó sus algo más de 400.000 puntos con cq c8 para, de nuevo, encontrar a Cliff Goldkind cargado con da ha. El resto de la mano no tiene mucho misterio.

El siguiente en caer fue David Peters a manos de Patrick Smith. Los dos jugadores fueron al flop, para ver como aparecía dk da c4 . Peters fue quien metió una «4bet all-in» con su ha cj para ver como Smith le pagaba al momento con sus dobles parejas de hk h4. Ni turn ni river cambiaron nada, dejando a Peters fuera con un premio de 70.886$.

Comenzaban así a jugar en mesa de seis jugadores, con Adrià en el medio de la tabla. Pero pronto escaló posiciones. Los dos siguientes eliminados llevaron la firma del jugador español. Primero fue Justin McGill (6.º – 94.815$) quien no pudo con los d9 s9 de Adrià con su ca c8. Y poco más tarde, en 5.ª posición, caía Gregg Wilkinson por un premio de 128.441$. La mano la abría Adrià en UTG con ha hj y desde ciega grande, con su pareja de ct st su rival se restaba por aproximadamente 800.000 puntos (algo menos de la mitad del stack de Adrià). Nuestro compatriota pensó durante unos 10 segundos, antes de anunciar su «call«. El flip salió favorable a «chojjasd«, en forma de dj hk dq c3 cj , y así se ponía en segundo lugar, a falta de cuatro jugadores. Pese a ello, en una de las manos que vinieron inmediatamente después, perdió un buen puñado de puntos en favor de Cliff Goldkind, que le relegarían a la cuarta plaza, aunque todavía con 40 ciegas para seguir jugando.

Unos minutos más tarde, llegaba la eliminación del 4.º clasificado. La mano la abría Patrick Smith y era Cliff Goldkind quien se limitaba a pagar. El flop trajo da sj st, donde ambos jugadores acabaron «all-in«. Uno, Smith, mostraba ha sq mientras el otro, Goldkind enseñaba ca dj que le daba dobles parejas. Cuarta y quinta calle no cambiaron nada, de manera que Smith debía abandonar la mesa en 4.ª posición con un premio bajo el brazo de 176.299$. La mesa se quedaba con tan sólo tres jugadores, Adrià como short-stack, más o menos igualado a Kennil Nguyen, pero a un mundo de Goldkind.

Tras esto, nos dieron una de cal y otra de arena. En lo positivo, decir que Adrià consiguió doblar sus fichas cuando sus cq dq aguantaron contra el ca sj de Goldkind. Pero poco duró la alegría, pues en la mano inmediatamente sucesiva, llegó la eliminación del representante español. Goldkind fue quien antes de las comunitarias, metió una «5bet all-in», con h4 s4 y Adrià decidía pagar con la pareja superior de st ct. A priori, parecía un spot perfecto para adelantar en fichas a su rival, y dejar casi visto para sentencia el HU final, pero no fue así. El flop fue demoledor para «chojjasd» en forma de hj c4 dj  dejando casi sin opciones al catalán de llevarse la mano. A la postre, fue así, ya que en turn caía un ca y en river el c7 que no hacía otra cosa, sino mandar al rail a Adrià Balaguer, eso si, con un premio de 245.197$.


Cliff Goldkind, el verdugo

Se esfumaba así el sueño de anotar un brazalete en el casillero de España, pero aún y así, queremos dar la enhorabuena a Adrià por el enorme torneo que ha firmado. Sin duda, lo volverá a intentar.

Por cierto, cuando cerramos estas líneas, los dos jugadores que se disputarán el HU, Cliff Goldkind y Kennil Nguyen, se toman un descanso de una hora para ir a cenar. Nosotros cerramos aquí la crónica de este evento, que muy mal se le tiene que poner al primero para no anotarse la victoria, pues tiene una diferencia de 8:1 en fichas. De todas formas, lo mencionaremos en nuestro resumen diario de la jornada.  

Artículo anteriorEva Vitoria Olivares gana el paquete de 2.000€ para el WPT National Series con su evento el Facebook
Artículo siguiente‘PhilLack17’ encabeza la lista de ganadores en el freeroll de Rounders10 by PartyPoker