Inicio Actualidad de poker Daniel Weinman sigue asegurando que no hubo pacto en el Main Event...

Daniel Weinman sigue asegurando que no hubo pacto en el Main Event de las WSOP 2023

Weinman ya ha admitido que hubo conversaciones al respecto durante la mañana de la final, pero afirma que sus rivales se negaron a darle el dinero extra que pedía al considerar que tenía una ventaja sustancial en la partida.

488

El reciente campeón del Main Event de las WSOP, y por ende, del mayor premio en metálico de la historia del póker, Daniel Weinman, fue el invitado estrella del último podcast de Pokernews, presentado por Chad Holloway y Connor Richards.

Nuestros compañeros hicieron prácticamente todas las preguntas que le hubiéramos trasladado nosotros mismos, incluida el triple all-in en el que se vio involucrado también José Ignacio Aguilera, así que he aquí la transcripción de las declaraciones más interesantes del campeón.

Weinman comenzó explicando por qué jugó el Main Event, que al parecer se había caído de su agenda para el verano.

«Estuve muy cerca de ni siquiera aparecer por el casino para el Main Event. Ya me había ido a casa en casa, saturado de póker, y si no llega a ser por el ánimo de amigos y familiares, que me empujaron a salir de casa, ni lo hubiera jugado.

Nunca se me ha dado bien el Main Event, y me presenté con muy poquitas esperanzas. Que haya salido todo así es increíble. Creo que este era mi 15º o 16º Main Event, en vivo y online, y solo había entrado en premios una vez«.

También explicó que se retiró muy pronto de la fiesta posterior al brazalete, y confirmó que ese mismo viernes se reincorporó a su puesto de trabajo, como si nada hubiera pasado.

«Es cierto, Ya llevaba uno o dos años en que el póker no era mi prioridad. Dedicarme a tiempo completo al póker me resultaba agotador, era algo que ya no me resultaba atractivo ni divertido, y este trabajo que me salió hace un año fue un soplo de aire fresco. Pertenece también a nuestra industria, así que me resulta muy cómodo. Se trata de una empresa creada por un ingeniero de software que busca eliminar todo el aspecto humano de las retransmisiones de póker, para evitar escándalos como el de Robbie Jade Law, y va a ser interesante ver cómo voy a conciliar el póker y el trabajo de aquí en adelante».

Weinman no evitó la pregunta que todos nos hicimos tras la fugaz duración de la mesa a tres.

«No hubo acuerdo. Hablamos aquella misma mañana sobre la posibilidad, porque, por mucho dinero que tengas o dejes de tener, sería una temeridad no intentar evitar jugar por semejantes sumas de dinero. Dio igual la ventaja que yo creía que tenía, o que incluso ellos notaban que yo tenía, no quisieron renunciar a la cantidad de dinero que yo les pedí. Así que hubo que jugar, vendí un poco de acción extra para ir más sobre seguro y nada más«.

Sobre el dichoso triple all-in que se resolvió a su favor con JJ contra las damas de Aguilera.

«Sí, esa mano fue la mano crucial del torneo. Es la que se va a ver una y otra vez durante los próximos años. Creo que si esa mano se llega a dar en cualquier otro torneo, nadie habría puesto un pero. Es una jugada de lo más normal, tres manos premium con un stack efectivo de poco más de 30bb,… pero como era el Main Event, con 14 jugadores restantes, había muchos más ojos mirando y fue sometida a mucho más escrutinio. Si la llego a perder, habría aún más gente diciendo que era una regada, pero como la gané, hay más división entre si es un gran error o una gran jugada.

El resto del Main resultó una singladura realmente tranquila. Creo que solo una vez hice un farol en el river por más de 10bb. El resto fue rodado. Diría que solo estuve una vez en riesgo de eliminación antes de la mano de las JJ, y tenía a mi rival aplastado con un set over set, solo había una carta que podría echarme del torneo».

Weinman confirmó que le veremos jugar otros grandes torneos durante su reinado como campeón del Main Event, aunque nada de especializarse en High Rollers.

«Tengo muchos incentivos fiscales para jugar mucho y muy fuerte en lo que queda de año. Me voy a tomar un mes para relajarme, dejar que todo se asiente, asumir lo que me ha pasado, y a partir de septiembre o así, me vais a ver jugando muchos torneos, y caros. Nunca me plantearé unirme al circuito de High Rollers, porque yo nunca llegué a estudiar como lo hizo y lo hace esa gente, así que sé que estoy varios años por detrás en conocimientos sobre NLHE y torneos«.