Inicio Actualidad de poker Adam Pliska seguirá al menos cuatro años más al frente del WPT

Adam Pliska seguirá al menos cuatro años más al frente del WPT

61

En las fotos de familia del World Poker Tour, al lado de Mike Sexton, Vince van Patten, Tony Dunst y las Royal Flush Girls, destaca una figura alta y espigada, un hombre de color con un cierto parecido con el ex-presidente Obama, y que nunca parece del todo cómodo delante de las cámaras.

Probablemente, la mayor parte de los aficionados no serí­a capaz de poner nombre a su rostro. No obstante, el futuro y el rumbo del resto de la troupe está en sus manos. Es Adam Pliska, presidente ejecutivo del WPT.

Pliska aceptó el reto de gestionar el WPT en 2009, una época complicada para el circuito, que empezaba a acusar un pronunciado declive. Torneos como el WPT Eslovaquia las pasaron canutas para meter a 100 jugadores en el casino, y el aforo del WPT World Championship, el evento estrella, cayó de 338 jugadores a 195. Pliska formaba parte del consejo de administración desde 2003, después de ser fichado para ayudar en la salida a Bolsa de la empresa.

A él recurrieron los antiguos dueños del WPT para orquestar, en principio, la venta del WPT a bwin.party por un montante de 12.300.000$. Seis años después, el WPT organizó cinco veces más torneos a lo largo de su XV temporada, gracias al éxito de marcas como el WPT 500 o wl WPT Deepstacks, y fue vendida a su actual propietario, Ourgame, por un precio que triplicaba la valoración de la anterior venta, 35.000.000$

En el historial de Pliska hay muchos triunfos, pero también fracasos, como el Alpha8, el circuito de los high rollers. También hubo una reestructuración de la rama internacional del WPT, que ha abandonado casi todas las paradas habituales que el circuito principal tení­a fuera de Estados Unidos, sustituyéndolas con visitas de circuitos menores o colaboraciones con circuitos locales.

Aún así­, a través de los acuerdos de televisión y de su sala online, ClubWPT, la marca llega a más de 150 paí­ses, siendo responsable de más de 70 eventos anuales a nivel, como mí­nimo, nacional.

El legado del que más puede presumir Adam Pliska es de la cantidad de socios comerciales que confí­an en el WPT y colaboran en los circuitos. Las bolsas de regalo que entrega el WPT a cada participante del World Championship son de las más codiciadas, y ese es solo el ejemplo más anecdótico de la red de colaboradores que ha logrado crear Pliska. Pero sobre todo puede estar orgulloso de la WPT Foundation y de los más de 12.000.000$ que ha recaudado para causas benéficas.

El CEO del WPT ha renovado por cuatro años más, y está dispuesto a seguir desarrollando y expandiendo la marca WPT con ayuda de su equipo.

Mi visión del WPT siempre ha sido mucho mayor que simplemente el poker. Gracias al apoyo de nuestra matriz Ourgame y junto al equipo de gestión lí­der en la industria y nuestro talentoso personal, lo mejor está aún por llegar.

Artículo anteriorAdriá Díaz revienta el marcador en su reto de 24 horas jugando Spin&Go de 100$
Artículo siguienteEl bielorruso 3419411 gana el Night on Stars de PokerStars