Inicio World Series of Poker (WSOP) Adam Friedman le ganó la partida a Phil Hellmuth en el Dealer’s...

Adam Friedman le ganó la partida a Phil Hellmuth en el Dealer’s Choice y hace historia en las WSOP

51

Las World Series of Poker 2021 puede que hayan alcanzado su cénit este año con el heads-up final de un oscuro torneo en el que los jugadores eligen los formatos a jugar en cada mano, según sus preferencias y las debilidades del rival, el Event #36: $10,000 Dealer’s Choice Championship.

La electricidad empezó a correr entre las mesas del torneo a medida que se iba perfilando la alineación de la jornada final. Después de estallar la burbuja, solo cinco de los 14 jugadores en premios nunca habí­an obtenido un brazalete de las WSOP. Tres de ellos fueron eliminados antes de que se detuviera el reloj, afinando todaví­a más el field de los campeones.

Los 10 candidatos al triunfo final sumaban 33 brazaletes. Solo Matt Glantz y Jake Schwartz fallaban a la hora de arrimar el hombro, pero el refuerzo de Phil Hellmuth y sus 16 brazaletes lo compensaban de sobra. Daniel Negreanu poní­a 6, Mike Matusow 4, Scott Seiver y Adam Friedman sumaban 3 por cabeza y Mike Gorodinsky 2. Para redondear, Kellsall, Vieira y Fuchs aportaban uno por cabeza.

Esas dos mesas podí­an combinar unas maravillosas lí­neas argumentales con las que hilar narrativas dignas de cualquier portada. La eliminación de Joao Vieira, el último europeo, a manos de Adam Friedman, ayudó a condensar toda la épica de este torneo en tres datos fundamentales.

  • Phil Hellmuth tení­a cada vez más cerca su segundo brazalete de 2021 y 17º de su carrera.
  • Adam Friedman no solo defendí­a tí­tulo, sino que lo hací­a después de ganar el mismo torneo en 2018 y 2019.
  • Podí­a ser la primera vez desde hací­a décadas en que coincidieran en una mesa final Mike Matusow, Phil Hellmuth y Daniel Negreanu, un trí­o icónico para la audiencia.

El reencuentro de los grandes protagonistas de la televisión de los años 2000 se tuvo que limitar a las dos mesas finales, porque Daniel Negreanu no pudo pasar más allá del octavo lugar. Sin embargo, la cita con la historia de Hellmuth y Friedman fue tomando cada vez más cuerpo a medida que avanzaba el torneo.

La tensión se fue acumulando poco a poco y llegó a su punto álgido en el heads-up. La gloria iba a ser para aquel que fuera capaz de destrozar los sueños del rival en el cara a cara.

Hellmuth intentaba mantener su ventaja recurriendo a los formatos más oscuros del póker con lí­mite, variantes del Badugi como el Baducey y el Badacey. Friedman optó por el PLO y el NLHE para recortar diferencias.

Cuando logró por fin alcanzar el liderato, Friedman recurrió a su arma secreta, el 2-7 Single Draw, con el que abrió el hueco definitivo que le acabó dando el torneo.

El Dealer’s Choice Championship debutó a lo grande en las WSOP en 2015, como antesala directa del Main Event de aquel año. Nadie podí­a imaginar lo que llegarí­a a significar este evento para uno de sus finalistas.

Adam Friedman fue quinto en aquella mesa final inaugural. Los juegos mixtos eran su fuerte. En 2015 ya poseí­a un brazalete, obtenido en el Stud Championship de 2012, y habí­a visto las luces en el Rio un par de veces más en torneos de H.O.R.S.E. Tardó tres años en regresar a la FT del Dealer’s Choice Championship, tras las ediciones ganadas por Quinn Do (2015), Jean Gaspard (2016) y John Racener (2017), pero lo hizo como gran vencedor.

En 2019, su nombre saltó a los titulares al ser capaz de defender el tí­tulo frente a Shaun Deeb. Lo que ha logrado esta noche, pisoteando las ilusiones de un Hellmuth que está al rojo vivo, es directamente historia de las WSOP.

A lo largo de sus más de 50 años de historia, han sido varios los jugadores que han conseguido ganar al menos un brazalete en un mí­nimo de tres ediciones consecutivas:

  • Matt Matros (2010-2012)
  • Robert Mizrachi (2014-2016)
  • Gary Berland (1977-1979)
  • Bobby Baldwin (1977-1979)
  • Michael Mizrachi (2010-2012)
  • Allen Cunningham (2005-2007)
  • Erik Seidel (1992-1994)
  • Johnny Moss (1974-1976)

En tres casos excepcionales, la racha alcanzó las cuatro ediciones, periodo que nadie ha sido capaz de superar aún.

  • Loren Klein (2015-2019)
  • Bill Boyd (1971-1974)
  • Doyle Brunson (1976-1979)

Durante estas 11 rachas especí­ficas, hubo tres jugadores que aprovecharon el escaso número de torneos de las primeras ediciones de las Series para ganra al menos dos de sus brazaletes consecutivos en el mismo torneo: Gary Berland ganó el 500$ Seven Card Stud, Billy Boyd el 10k$ Limit Five Card Stud y Doyle Brunson es uno de los jugadores que ha conseguido repetir victoria en el Main Event en dos veranos seguidos.

Friedman es el primer jugador en ganar tres veces consecutivas el mismo torneo en las WSOP, y eso ya no lo va a poder borrar nadie de los anales del festival. Seguro que el año que viene, a estas mismas alturas, el mundo del póker retendrá un poquito el aliento cada vez que Friedman acabe all-in en el siguiente 10k$ Dealer’s Choice Championship.

Porque en el Rio nunca se sabe dónde puede estar gestándose una nueva epopeya del póker.

Artículo anteriordavaman y Little Pepe se forran con los bountys en las salas .com
Artículo siguienteWSOP 2021 día 21: Michael Addamo impone su jerarquía en el 50k$ High Roller