Inicio Resultados de poker CEP de Alicante: El déjà vu

CEP de Alicante: El déjà vu

23

El Casino Mediterráneo recibía en la tarde del sábado a los 62 jugadores que habían conseguido superar el día 1 A y el día 1B. El chipleader absoluto era Tomás García que se había forjado un stack de 229.075 puntos para colarse en el día 2. Tras él, jugadores como Lautaro Curi, Francisco Irles, Iván Montaner, Pedro Inglés, Jose Fuentes, Julián Eliz, Enrique Mas, Carlos Martínez «Macolis«, Alberto Simón, Salvador Mosteiro, Borja Beristain, Vladimir Litinskiy, Ángel Brotons, Juan Valdivieso, Kiko Lacasa, Asier Otxoa, Darío Carrión, María Luisa Martínez , Tomás Bayo, Iñigo Rodriguez «iñigovasko«, tratarían de arrebatarle su posición durante los 9 niveles que estaban reservados para ese día.

Algunos jugadores habían pasado el corte con un stack muy limitado y pronto fueron llegando las primeras eliminaciones. Gonzalo Esteve se despedía con el dudoso honor de ser el primer eliminado del día 2. En una guerra de ciegas cuando su sqda no conseguía superar el d5c5 de Christopher Watts. Otros como Carlos Martínez «Macolis«,  sufrieron en sus carnes el dolor del badbeat cuando sus c9h9 se encontraban de bruces contra el sqs9 en un flop hqd9cq. A parte de estos tenemos que contabilizar las bajas de jugadores como Remedios Quiañez, Alberto la Peña Caballero, Francisco Irles, Abraham Vera, Isabelo Gomez Costa, Raúl Faus Pascual, Axier Otxoa, Guillem Rivas o María Amparo Segura. Todos se vieron obligados a abandonar su asiento en el día 2 de competición sin ninguna opción de acercarse a los premios.

En el día 2 de torneos como el CEP cambia mucho la estrategia de los jugadores. Si en los días 1 la tendencia invita a ser agresivo y a forzar la situación nadie tiene miedo de hacerlo, pero cuando se empiezan a acercar los premios todo cambia en las mesas. Los lobos se tornan en corderos, los tigres en gatitos, los tiburones en inofensivos peces de acuario. Pero hay jugadores que se mueven muy bien en estas situaciones y que saben sacar provecho del miedo de sus rivales a quedar eliminados. Ese es el caso de jugadores como Iñigo Martínez «iñigovasko» que ha demostrado un nivel formidable. Entraba con un stack incómodo en el día dos, pero sin perder la esperanza de poder avanzar poco a poco. En los primeros niveles todo le saía a las mil maravillas y conseguía meterse de lleno en el torneo. Aún así, lo más importante era que su nuevo stak le permitía moverse sin comprometer su torneo en cada mano. Todo iba a las mil maravillas hasta que un enfrentamiento contra Joaquín Gil dio con los huesos de Iñigo en el rail. Joaquín comprometía su stack buscando un proyecto de color en el turn que se completaba en el river para tumbar la escalera de Iñigo Martínez.

El torneo avanzaba sin piedad y se cobraba alguna victima fácil y otras que no lo eran tanto. Muchas situaciones en las que los short se doblaban parecían alargar el día 2 más de la cuenta, pero poco a poco se acercaba la burbuja.

Si alguien tenía que romper la burbuja ese era Tomás García. Las 3 mesas que quedaban habían jugado manos sincronizadas durante casi una hora, hasta que llego la mano crucial. La acción llegaba a Jose Fuentes que atacaba la ciega de Tomás. No era el primer enfrentamiento entre ellos, un par de manos antes Fuentes le había colado un farol que se había quedado grabado en la retina de Tomás. El otrora chipleader observaba sus cartas y decidía hacer una 3 bet. Fuentes le pagaba. El flop c5c9s6 empuja a Tomás a hacer una continuación y Jose Fuentes le pagaba de nuevo. El turn era un h8 y en el bote ya había unos 400.000 puntos, suficientes para convertirse en el chipleader destacado. Eso debió pensar Tomás cuando se restaba por un stack 4.000 fichas menor que el de su rival. A Fuentes le pudo la presión, la expectación crecía entorno a la mesa con muchos espectadores y jugadores levantados para observar la acción. La tensión se podía cortar a cuchillo hasta que José Fuentes aceptaba el reto «call».- Dijo mientras volteaba cacq justo después de que Tomás García mostrase sus s7h7 para escalera. El river s2 nos dejaba las dos caras de un torneo de poker, la felicidad de Tomás y sus amigos y la desolación de José Fuentes que aunque no estaba muerto, ya había recibido la «extremaunción pokerística».

Fuentes se defendió como gato panza arriba para recuperar su inversión, pero la gesta era imposible. Un par de manos más tarde caía eliminado como «hombre burbuja» de la 7.ª etapa del Campeonato de España de Poker.

El día no dio para mucho más. Justo después de José Fuentes, caía Francisco Vargas en 17.ª posición y un premio de 1.780€. Francisco había sobrevivido con 4.000 puntos a la espera de que Fuentes lo metiera en ITM y finalmente cumplió su objetivo.

Hoy volverán al Casino Mediterraneo 16 jugadores para luchar por conseguir esta 7.ª etapa del CEP. Estos serán sus stacks y sus posiciones en las mesas:

       
CLASIFICADOS PARA EL DIA FINAL DEL CEP 2012  
NOMBRE PUNTOS MESA PUESTO
KIKO LACASA 125.500 4 1
DAVID EGEA GOMEZ 260.000 4 2
JULIAN ELIZ 360.000 4 3
LAUTARO CURI 201.500 4 4
TOMAS GARCIA ABELLÓN 715.000 4 5
JUAN BAUTISTA ESCRIG 144.000 4 6
FRANCISCO LOPEZ 453.000 4 7
BORJA BERISTAIN 90.500 4 8
J.ANTONIO MARTINEZ TORRECILLAS 207.000 5 1
CHRISTOPHER WATTS 275.500 5 2
DARIO GARRION MORENILLA 138.500 5 3
JOAQUIN M. GIL HERNANDEZ 228.000 5 4
SERGEY RODIN 111.500 5 5
JUAN P. HERRANZ 81.500 5 6
IVAN MONTANER VALLE 107.500 5 7
DAVID CASTAÑO 208.000 5 8
 
 Os dejamos también la entrevista al chipleader Tomás García.

Mañana a partir de las 16:30h los jugadores volveran a las mesas del Main Event del CEP. Además tendremos el desenlace del  paralelo de 2 días y de un nuevo paralelo que empezará esta misma tarde.

Artículo anteriorDía 1A de las WSOP® 2012: Alex Piñeiro lidera a la Armada Española
Artículo siguienteDía 42 WSOP®: brazaletes para Dominik Nitsche y Nick Schulman